Salvemos a los cambios manuales. Aviso de spoiler: no podemos salvarlos

 |  @davidvillarreal  | 

No podéis haceros una idea de la sensación que ha causado en Diariomotor el Porsche Cayman GT4 después de haberlo probado hace unos días. Para muestra, la prueba que ha publicado mi compañero Pepe. Es probable que sea uno de los deportivos que más nos ha marcado, tal vez incluso más que el propio 911 GT3. Y más allá de su precisión trazando curvas, de su enorme tracción, de la perfección inherente en su arquitectura, y las sensaciones que nos proporcionó, nos fascinó su cambio manual, su delicioso cambio manual. Tanto que no pudimos evitar recordar aquel debate que despertó el GT3 en su presentación en 2013, al lanzarse únicamente con cambio PDK.

¿Por qué nos emociona tanto un deportivo con cambio manual?

Nos encantan los cambios manuales, por el control que ofrecen al conductor, y por su capacidad para conectarlo con la máquina. No es una cuestión de “postureo”, hablamos de sensaciones. De golpear nuestra espalda contra el asiento al cambiar con una rapidez infernal. De fortalecer nuestra pierna izquierda, y concentrarnos aún más en lo que está sucediendo para sincronizar los viajes de nuestra mano derecha entre el volante y la palanca de cambios. De retorcernos de dolor cada vez que erramos una marcha. Llamadlo masoquismo, pero nos encanta, por duros e incómodos que en ocasiones puedan parecernos algunos cambios manuales en ciertos deportivos (y ya no hablamos de aquellos famosos cambios en hache de los deportivos de antaño).

Los cambios manuales también han mejorado su precisión y rapidez, con soluciones técnicas que automatizan el punta-tacón, como las utilizadas por deportivos como el 370Z o Porsche.

También nos emociona el cambio manual por el hecho de que, de un tiempo a esta parte, se haya convertido en la anécdota, y no en la norma. Cada vez hay menos deportivos que se ofrezcan con cambio manual, especialmente cuando hablamos de máquinas de altos vuelos, véanse Ferrari o Lamborghini. Incluso en los casos en los que aún se ofrece la alternativa manual, a nosotros, profesionales del sector, nos sigue costando encontrar deportivos con cambio manual. En los departamentos de prensa de las marcas se escoge a menudo la alternativa automática, porque responde mejor a la demanda del cliente. Y por ello también goza de un mayor interés editorial, aunque para nosotros sea menos gratificante. También imaginamos que de esa forma será más sencillo dar salida a esa unidad tras algo más de 10.000 kilómetros de pruebas, pasando por las manos de los periodistas de la prensa española.

Un ejemplo. Hemos probado los nuevos BMW M3 (berlina), M4 Coupé y M4 Cabrio, en todos los casos con cambio automático. Y es que fijémonos en la particularidad de estos modelos, en los que el precio de configurar un cambio manual es exactamente el mismo que el de hacer lo propio con un cambio automático. ¿Cuántos clientes osarán llevárselo con cambio manual? Imaginamos que muy pocos. Aún así, agradezcamos a BMW el hecho de no haber acabado con el cambio manual en su buque insignia deportivo, y haber mantenido las dos elecciones, la del cambio manual y la del cambio automático.

El caso del GT3 llegamos incluso a comprenderlo. Porsche llegó a la conclusión de que prácticamente les resultaba más caro desarrollar un cambio manual, a la altura de las expectativas del nuevo GT3, que el beneficio que obtendrían por vender esos GT3 manuales. Lo que nos lleva al desenlace de este artículo, sus clientes acabarán decantándose por el PDK, un cambio preciso, que hace que el GT3 sea más rápido, más sencillo en las manos de cualquier conductor, e incluso más parecido al deportivo de carreras con el que aún sigue guardándose una estrecha transferencia tecnológica.

El caso del Renault Clio RS, por ejemplo, seguimos sin comprenderlo. Entendemos que Renault quiera hacer gala de su tecnología, y de su nuevo cambio de doble embrague, pero eliminando de la ecuación el cambio manual han cometido un error histórico. Es cierto que un porcentaje muy bajo de clientes del Porsche 911 se decantarán por el cambio manual, ¿pero cuántos clientes de un pequeño GTI como un Clio RS se decantan por un cambio automático? Pese a que el nuevo Clio RS nos encanta, yo mismo sería un buen ejemplo del cliente que jamás lo escogería, ante sus rivales, por el mero hecho de no disponer de un cambio manual.

Cuando se trata de deportivos en ciertos rangos de potencia, véanse los BMW M3 y M4, o la gama Porsche, se entiende que al final el cliente acabe decantándose por el automático. La diferencia de precios, en términos comparativos, es insignificante, a menudo ni siquiera existe, como en el caso de los BMW M3 y M4. Y al final lo que prima, y lo que cada vez se hace más patente en esta industria, es la virtud de conseguir que un deportivo sea rápido y radical, pero también cómodo en el día a día. Y para alcanzar esa dualidad nos tememos que no hay nada como desarrollar un buen cambio automático.

Y el problema está en que nosotros, quemadillos que daríamos lo que fuera por convivir con un buen cambio manual en un deportivo de estas características, en lo bueno, y en lo malo, hasta que la muerte nos separe, no formamos parte del grupo mayoritario de clientes que accede a estas máquinas. Y al final es el cliente el que, como reza el famoso dicho, siempre lleva la razón. Y si las tendencias comerciales avalan que este tipo de deportivos acaben adquiriéndose, mayoritariamente, con cambio automático, mucho me temo que todos nuestros esfuerzos por salvar a los cambios manuales serán en vano.

No podemos hacer nada para salvar al cambio manual. La única esperanza que tenemos pasa precisamente por que los fabricantes, por tradición, y por respeto a una parte, cada vez más minoritaria, de sus clientes, mantengan esta alternativa como opción.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ZF no quiere cambios automáticos de más de 9 velocidades

  • Jose

    Me sorprende que os sorprenda ( como especialistas del motor, digo..) las sensaciones que puede dar un buen cambio manual, no solo en un deportivo como este Porsche, sino en cualquier automóvil. Me da la ligera impresión que los avances en que nos vemos inmersos y que nos venden como el “no va más” ( en este caso, PDK´s , DSG´s……. ) nos “nublan” la mente perdiendo ligeramente el norte y lo que realmente merece la pena. Bienvenidos a las “SENSACIONES” con Mayúsculas.

  • John

    Me guste que haya periodistas del motor que vayan más allá de tendencias de mercado. El cambio manual será siempre sinónimo de conjunción, hasta diría, unión mística con el vehículo. Y hablo desde la experiencia de mi humilde Civic del 2005 que aún así me parece delicioso por tacto duro y preciso de su embrague y caja de cambios. Cada vez vamos más a “lavadoras con ruedas”…que será ese Cayman GT4….me entran escalofríos!!!!

  • EL MAS INCOGNITO

    Creo soy de los pocos que prefiere una transmision automatica , recuerdo 15 años atras cuando los deportivos mecanicos dominaban las calles eran menos vendidos por la sencilla razon de que la mayoria de personas temen o no saben engranar marchas .

    • AntiSpy

      Son mancos.
      Los torpes no deberían manejar, por lo tanto una transmisión manual, sería un enorme desafío a esos que tienen un mínimo de materia gris, que no son capaces de dominar una máquina de estas características.
      La comodidad cada vez hace de las cosas comunes, en sensaciones monótonas y aburridas. Si no fuera por la estupidez humana, los coches autónomos no estarían a la vuelta de la esquina.
      Pero bueno, somos los más listos del reino animal no?

    • nuevo

      menudo parguela jajajaj

    • Bemilio

      Me gustan las cajas automáticas, aclarando que sólo en las pick up, mi auto manual es mi preferido a la pick up de mi Padre o la SUV de mi Madre con cambio automático.
      Dominar el punta tacon y utilizarlo correctamente al bajar por la sierra me costó trabajo pero es la mejor experiencia que un coche pueda dar, eso y el hacer el doble embrague para subir y adelantar, me encanta!!!
      Pd no tengo un deportivo es un sedan con motor 1.6l y sin Abs.

  • andres prieto

    existe un deportivo muy radical todavía de cambio manual con motor V10 8.4L es el Dodge Viper. Es salvaje. eso si es un deportivo puro.

    • Debe ser de los pocos que aún mantengan un motor de esas características y cambio manual.

      En Europa creo que más allá de Aston Martin, que aún conserva cambios manuales, nos quedan pocos deportivos con motores de gran tamaño y cambio manual.

  • ADN

    Al final (al menos en los modelos de combustión interna de volumen) la caja que prevalecerá será la CVT, que le ha ido ganando terreno a las manuales y automáticas. Modelos cada vez más potentes incorporan CVT.
    Esa es mi predicción y me baso en absolutamente nada.

    • Francisco Moya

      La CVT si bien es una caja que ofrece muchas ventajas frente a las otras ,ya que esta caja no presenta perdidas (el par motor siempre sera transmitido a las ruedas sin interrupciones) ,lo malo es que esas poleas cónicas que varian su diámetro son muy aburridas ,y no ofrece sensaciones algunas.

      Saludos.

      • Totalmente de acuerdo Francisco. Los variadores continuos, y similares, son generalmente aburridos. Lo peor está en el hecho de que la aceleración y la ganancia de velocidad no se corresponda generalmente con el sonido del motor. Incluso aquellos cambios que simulan tener falsas marchas siguen sin poder ofrecer las sensaciones de un convertidor de par o una transmisión de doble embrague. Y eso que hay cambios CVT que ofrecen marchas manuales incluso creíbles.

        En cualquier caso yo también auguro una larga trayectoria para los CVT, especialmente por eficiencia. Es probable que se impongan como una de las soluciones más utilizadas en utilitarios y, como ya hemos visto estos años, híbridos.

  • Alberto Piqueras Ramos

    Estimado David:

    En mi caso me quedo con la caja de 7 doble embrague, del M3, pues es una delicia y cuando lo pasas a las levas, como han hecho con los
    Fórmula 1, la concentración a la conducción es total, y no hay pérdida ninguna de tiempo, la prueba está que se logran .2 décimas menos con
    el de doble embrague. Es cosa de acostumbrarse, nada más. Saludos.

    • Las levas en el volante, que ya son estándar en la mayoría de los automáticos, y en todos los deportivos automáticos, han sido un gran avance para hacer la conducción deportiva en circuito mucho más sencilla para la mayoría de los conductores. Eso hay que reconocérselo.

    • EL MAS INCOGNITO

      Estoy totalmente de acuerdo!!! , si algo no extrañare seran las cajas mecanicas, aunque existen vehiculos puntulables que incluso en esta epoca debe ser interesante conducir como el shelby 350 mas por temas de tradicion que de efectividad y comodidad. saludos

  • Francisco Moya

    “De retorcernos de dolor cada vez que erramos una marcha. Llamadlo masoquismo, pero nos encanta”.
    Lo mejor del artículo sin dudas.

  • Gasolina4ever

    Aprovecho este artículo para hacer una consulta, hace poco oi un comentario de una persona que afirmaba que un coche con cambio automático no puede realizar cortes de inyección y a mi me parece que eso está equivocado, porque eso está relacionado con el tipo de motor y combustible ¿ o no es así? Gracias por vuestro tiempo.

    • Según el coche y el cambio. El corte de inyección al alcanzar un régimen de revoluciones excesivo está pensado para proteger el motor. Muchos cambios automáticos no dejan que el coche llegue a ese régimen de revoluciones, y su lógica de funcionamiento hace que al llegar a ese punto, directamente se engrane la siguiente marcha. Pero ya te digo que es algo que depende del coche, el cambio, y hasta los modos de conducción. Definitivamente hay coches automáticos que pueden llegar al corte de inyección sin engranar la siguiente marcha. También hay coches que no dejan que el motor se revolucione hasta la línea roja en punto muerto, sin engranar ninguna marcha.

      • Gasolina4ever

        Muchas gracias, por la respuesta me ha ayudado mucho.

  • Luis

    Salvemos,,,, ¿ que cosa ? Los cambios manuales. ¿ No sobra esa “a” ? Dicho esto, que creo que es un error, a riesgo de equivocarme, a mi no me importaría llevar levas en el volante en vez de tener que pelearme con mi cambio. Con desarrollos cortitos como lleva mi bicho, hay que estar cambiando a menudo y no es de los mas suaves.