CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Volkswagen

3 MIN

¿420 CV al eje delantero? El Volkswagen Polo R WRC de Wimmer cree que es una buena idea

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 18 Abr 2016
wimmer-volkswagen-polo-r-wrc-p
wimmer-volkswagen-polo-r-wrc-p

Dicen que más de 250 CV al eje delantero no es una buena idea. Hay modelos de tracción delantera más potentes, pero deben recurrir a complicado esquemas de suspensiones delanteras, autoblocantes y una cuidada puesta a punto - es el caso del Honda Civic Type R, sin ir más lejos. 420 CV al eje delantero no sucede siquiera en coches de competición, pero a Wimmer - un preparador alemán especializado en Volkswagen y la órbita VAG - le ha parecido una buena idea... para el Volkswagen Polo R WRC. ¿Querías un utilitario más potente que un Porsche 911?

Un Volkwswagen Polo R WRC tuning con 420 CV furiosos

Las modificaciones son exclusivamente a nivel de mecánica, y Wimmer pide 10.200 euros por las mismas.

El motor del Volkswagen Polo R WRC es de serie un 2.0 TSI de 220 CV. Este motor le permite hacer el 0 a 100 km/h en 6,4 segundos, y una velocidad punta cercana a los 250 km/h. Además, sólo 2.500 unidades fueron construidas. Es un coche de futura revalorización, pero si quieres convertirlo en una bestia mucho más radical solo debes pasar por los talleres de Wimmer. Un nuevo turbocompresor, un nuevo intercooler o una bomba de combustible de alto flujo son solo algunas de las modificaciones iniciales acometidas por el preparador

Una nueva línea de escape completa - catalizadores y down-pipe incluidos - y una completa reprogramación electrónica permiten alcanzar la potencia final de 420 CV, de la mano de un par motor de 480 Nm. Esto son 200 CV y 130 Nm adicionales sobre las especificaciones de serie, en un chasis que no está preparado para soportar semejante potencia. No tiene autoblocante mecánico y Wimmer no ha actualizado su equipo de frenado. Sus llantas son unas OZ Superleggera, aún con neumáticos de medidas 215/45 ZR17 en ambos ejes.

La suspensión coilover es cortesía de KW, y tiene un filtro de aire K&N, pero eso es todo - sin olvidarnos de un agresivo vinilado, posiblemente para la unidad de muestra que han preparado. No hay modificaciones en el interior ni las modificaciones necesarias en el chasis para soportar este enorme incremento de potencia. Al menos, la actualización solo cuesta 10.200 euros. ¿Se la montaría a mi Volkswagen Polo R WRC? No sin una completa modificación de todo su tren de rodaje. De lo contrario, mejor dejarlo de serie.

Y no, Wimmer no ha facilitado datos prestacionales, sólo la promesa de una velocidad punta de 280 km/h.

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: WCF
En Diariomotor: