CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tecnología

3 MIN

El nuevo Peugeot 3008 estrenará este i-Cockpit, y nada tiene que envidiar al de Audi y Volkswagen (vídeo)

David Villarreal | @davidvillarreal | 22 Abr 2016
peugeot-3008-i-cockpit-video
peugeot-3008-i-cockpit-video

Demos la bienvenida a una nueva generación de cuadros de instrumentos en los que no hay agujas, no hay relojes, no hay lucecitas. Peugeot sigue anticipándonos algunos de los rasgos del que con toda probabilidad será el nuevo Peugeot 3008, empezando por su puesto de conducción, y sobre todo su cuadro de instrumentos. Y ya podemos ir anticipando que este Peugeot 3008 contará con un cuadro de instrumentos, por encima del volante, como ya viene siendo tradición en los franceses y, sobre todo, completamente digital. Es el llamado Peugeot i-Cockpit, que ahora vemos con mayor claridad en un vídeo. Una instrumentación que nada tendrá que envidiar a la estrenada recientemente por Audi y Volkswagen.

Parece la nueva tendencia para los próximos años, la de sustituir los cuadros de instrumentos tradicionales con relojes y agujas, por una enorme pantalla de alta resolución. En el grupo PSA Peugeot Citroën esta solución no es inédita, y ya conocemos casos de cuadros de instrumentos digitales, como los vistos en la gama Citroën C4 Cactus y Citroën C4 Picasso.

En cualquier caso, Peugeot parece haber optado por un cuadro muy atractivo visualmente, que aprovechando la coyuntura de la pantalla de alta resolución es ideal para mostrar información adicional, como la cartografía del navegador.

3
FOTOS
VER TODASVER TODAS
Peugeot estrena un cuadro de instrumentos digital combinado con su filosofía de situarlo por encima de un volante de poco diámetro.

El uso de este cuadro de instrumentos digital, que contará con diferentes modos, por ejemplo para mostrar un falso velocímetro analógico, no excluirá la presencia de una segunda pantalla en el centro del salpicadero.

También nos sorprenden otros detalles, como el diseño del selector de marcha del cambio automático, con una disposición y geometría que bien podría confundirse con un freno de mano convencional.

Lo que está claro es que, por lo visto en estos detalles del salpicadero y el puesto de conducción, y la apuesta por la instrumentación digital, Peugeot sigue confirmando el salto de calidad que han experimentado sus productos en los últimos años. La duda seguirá estando en si los conductores se siente cómodos, o no, conduciendo un volante tan pequeño, y en una posición más baja de la habitual, para divisar por encima el cuadro de instrumentos. En mi experiencia esta solución me ha convencido, e incluso me ha resultado cómoda y agradable, pero me consta que aún algunos conductores siguen reticentes a adaptar su conducción a la de esta filosofía de Peugeot...

Fuente:
En Diariomotor:

Vídeo destacado del Peugeot 3008