El Nissan Pulsar de China ya tiene cara: y ni mucho menos desentonaría en Europa. Foto 1 de 4.