Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

Sucedió en Nürburgring: fugas de aceite, premios Darwin y un Porsche Cayman GT4 muy poco afortunado

 |  @sergioalvarez88  | 

Nürburgring es peligroso. Nunca conviene perder el respeto al que es uno de los circuitos del mundo con mayor siniestralidad. Un simple accidente puede convertirse en algo mucho más grave si no se observan las normas básicas de seguridad. Durante los últimos días Nürburgring se ha convertido en una fiesta de accidentes y todos han parecido tener como denominador común fugas de aceite en pista. Lo que no debería haber sucedido son comportamientos dignos del premio Darwin del año.

Nunca es recomendable saltar a un circuito para advertir del peligro a otros conductores. Para eso están las banderas y los comisarios.

En el primer vídeo que vais a ver una mancha de aceite al final de Brünnchen se salda con varias salidas de pista. Un Ford Focus RS y un BMW M3 E30 se salvan de la destrucción con simples trompos. Un BMW M3 E46 no tiene tanta suerte, impactando en apariencia suavemente contra las protecciones metálicas. Realmente, al tratar de volver a pista arranca su rueda delantera de cuajo, había quedado muy dañada tras el golpe. El conductor del E30 – el de camiseta azul – abandona su coche y trata de advertir a los que vienen del peligro.

La bandera amarilla ya estaba ondeando, pero en un alarde de buena fe, salta a la pista – Nürburgring es un circuito antiguo, sin apenas escapatorias – sin ropa reflectante y comienza a agitar los brazos. Sí, sus intenciones eran buenas, pero su imprudencia ha sido de las que hacen época. Es más, a punto estuvo de terminar con su vida: otro BMW M3 patina con el aceite y se precipita sobre las vallas, justo donde agita los brazos. Tuvo buenos reflejos y saltó al otro lado de la valla, cual ágil gacela asustada.

Puede que haya necesitado un cambio de ropa interior tras estar a centímetros de la muerte. Desde luego el premio Darwin no se lo ha llevado por poco. Nota: los premios Darwin son unos galardones no oficiales entregados de forma póstuma a aquellos individuos que por omisión, ignorancia, imprudencia o falta de luces, pasan al lado oscuro de la selección natural – por decirlo suavemente. Como poco, esperamos que Nürburgring, la Polizei, los comisarios o el Espíritu Santo le hayan administrado una buena reprimenda.

Aún hay más

Este segundo vídeo sólo implica fugas de aceite y más dolor automovilístico. Nadie en peligro. Según parece, en el mismo punto del anterior incidente, un BMW Serie 3 E30 rompe motor. Patina con su propio aceite y se va contra las protecciones, besándolas sin daño alguno. El problema es que un Porsche Cayman GT4 le precedía a cierta velocidad: patina sobre el aceite, se va contra las protecciones, destroza su paragolpes y eje trasero y se lleva por delante al BMW Serie 3. Una auténtica carnicería automovilística.

Un Volkswagen Polo GT sufre un accidente en el mismo punto y un Alfa Romeo 159 SW se salva por los pelos, con un simple trompo. Ya veis que una simple fuga de aceite puede ser muy peligrosa en un lugar como Nürburgring, un trazado al que nunca se le puede perder el respeto. Y por favor, si tienes un accidente, espera a la asistencia o que el tráfico esté cortado para salir del coche. Muchos accidentes se han saldado con víctimas mortales a causa de las prisas en salir del coche. No seas una víctima más.

En Diariomotor:


Lee a continuación: Cuando estás a centímetros de provocar un accidente valorado en 40 millones de euros

Ver todos los comentarios 0