La DGT también vigila el fraude en el AdBlue de los diésel. Foto 1 de 1.