CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

2 MIN

Vídeo: así ruge el escape más caro del mundo en el Bugatti Veyron Vitesse

David Villarreal | @davidvillarreal | 16 Feb 2015
bugatti-sport-vitesse-10-1440px
bugatti-sport-vitesse-10-1440px

Parece ser que hay gente que no tiene suficiente con aparcar en su garaje uno de los deportivos más rápidos y exclusivos del mundo, un Bugatti Veyron. Ni tan siquiera con un descapotable, con un Grand Sport, que atiende al nombre de Vitesse y que con 1.200 CV de potencia es capaz de superar los 370 km/h sin techo, lo cual no es baladí. Para esos clientes que no tienen suficiente con un Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse de serie, QuickSilver Exhaust ha creado un sistema de escape específico para este modelo que promete un sonido mucho más contundente. Un sistema de escape que, por si no fuera poco, se anuncia como el más caro del mundo, costando algo más de 36.000€ (26.760 libras esterlinas).

El sistema de escape de Quicksilver Exhaust Systems está fabricado en titanio, es más ligero (su peso se ha reducido a la mitad) y se adapta a la perfección al espacio liberado por el escape de serie, por lo que no requiere mayores modificaciones.

Un sistema de escape tan caro como una berlina premium bien equipada, no tiene por qué ser un precio desorbitado cuando estamos hablando de uno de los deportivos más caros y exclusivos de cuantos se han lanzado en los últimos años.

QuickSilver Exhaust Systems asegura que las cualidades más destacadas de este escape son su sonido, más profundo, contundente y afilado; y su ligereza, puesto que pesa la mitad que el sistema equipado originalmente por Bugatti. Aseguran que la calidad de este sistema de escape construido en titanio es excelente y que su instalación es realmente sencilla, puesto que se ha adaptado al espacio que ocupaba el sistema de serie, e incluso a la geometría de los colines de escape originales, no requiriendo mayores modificaciones en el parachoques trasero.

Fuente: QuickSilver Exhaust Systems En Diariomotor: El sonido del Koenigsegg One:1 es tan contundente que despierta y asusta a un Ferrari