El sonido del Koenigsegg One:1 es tan contundente que despierta y asusta a un Ferrari

 |  @davidvillarreal  | 

No será la primera vez que escuchemos el sonido de un Koenigsegg One:1. Sin ir más lejos, hace tan solo unas semanas pudimos contemplar a la última bestia de Christian von Koenigsegg “midiéndose” sobre la pista contra una potente cabeza tractora de Volvo. Pero el caso que nos ocupa es bien diferente, un Koenigsegg One:1 se encuentra tranquilo en un escaparate de un distribuidor en el momento que un empleado ha de accionar el motor para hacer sitio a otro deportivo. Lo que sucede a continuación no tiene desperdicio. La contundencia de un motor V8 de 5.0 litros con nada más y nada menos que 1.360 CV atemoriza y despierta a un Ferrari California.

¿Sabías que…? El Koenigsegg One:1 obligó a actualizar el sistema de matriculaciones alemán porque en su base de datos no podía introducirse la potencia de un turismo que superase los tres dígitos.

Recordemos que el Koenigsegg One:1 se define a sí mismo como el primer “megacoche” de la historia, un coche para el que los apelativos de superdeportivo o hiperdeportivo se quedarían pequeños. Con 1 MW de potencia, los suecos habrían logrado su objetivo de equiparar su potencia, en caballos de vapor, con su peso en kilogramos. El derroche de par que ofrece gracias al uso de dos turbocompresores, alcanzando un total de 1.371 Nm a 6.000 rpm, es más que suficiente para convertirlo en un auténtico cazarécords, en uno de los deportivos más rápidos – probablemente el que más – sobre la faz de la Tierra y en una máquina que es capaz de alcanzar los 400 km/h desde parado y volver a detenerse por completo en solo 30 segundos.

[video_adspot]https://www.youtube.com/watch?v=IMK0bXWHByM[/video_adspot]

Hoy por hoy, un deportivo como el Koenigsegg One:1 es difícilmente comparable con cualquier otro que conozcamos, inclusive LaFerrari, el McLaren P1, el Porsche 918 Spyder o el Bugatti Veyron. El sonido de la alarma del Ferrari California que comienza a dar la señal de alerta por los contundentes rugidos del Koenigsegg no es más que una alegoría de lo que verdad supone el One:1. Una máquina que sería capaz de atemorizar a cualquier deportivo que seamos capaces de mencionar y de la cual se producirán tan pocas unidades que podrás contarlas con los dedos de las manos, las cuales, por cierto, ya se han vendido.

Vía: Worldcarfans
En Diariomotor: ¿Quieres ver qué sucede cuando se juntan un camión Volvo y un Koenigsegg One:1?

Lee a continuación: ¿Quieres ver qué sucede cuando se juntan un camión Volvo y un Koenigsegg One:1?

  • Clemenza

    La leche, me encanta ese zumbido

  • AVENTADOR

    Sonido bestial!!! Ferrari california alerta a su hermano laferrari que ha despertado la BESTIA

  • Alejandro

    No termino de creerme lo del sistema de matrículas alemán, acaso no se vendió ningún Veyron en Alemania antes que un One:1?

    • Claro que sí, pero el Bugatti Veyron no llega a 1.000 kW de potencia. La anécdota la menciona Koenigsegg en su propia página web.

      • Alejandro

        Aaaamigo, que es en kW. Ahora sí encaja.

  • Jordi Xiang Zhan

    Una mala bestia si los Agera R me gustaban este me vuelve loco no hay calificativos suficientes para poder describirlo,S2.

  • 3VIL

    Un auto espectacular, Koenigsegg me recuerda a esas empresas pequeñas, que trabajan con una calidad impresionante y de donde cada pieza que salga tiene que ser una verdadera obra de arte. Todo cuidado al detalle.

  • Julen174

    Me parece que no es un California sino un 599 ;)

  • AndresR52

    Esta es una bestia sencillamente a otro nivel, tal y como dicen los de Koenigsegg.

  • Tomas Seijido Pernas

    os dejo este agera R en una autobahn…

    https://www.youtube.com/watch?v=_2A5U4r0BF0

  • xupa xups

    Ya me veo al nuevo rico de turno, mete primera, acelera fuerte y se estampa contra una farola, bochornoso.