¿Cuál será el coche del año 2015? Estos son los candidatos

 |  @HerraizM  | 

Los premios al Coche del Año en Europa ya tienen lista de finalistas para la edición de 2015. Tendremos que esperar hasta el próximo Salón de Ginebra, en marzo, para conocer al ganador, pero ya sabemos los 7 finalistas entre los que se elegirá al encargado de suceder al actual Coche del año en Europa: el Peugeot 308.

Los siete finalistas al COTY 2015 son:

En 2014 el premio fue para el Peugeot 308. En 2013 para el Volkswagen Golf.

Se han quedado fuera de la selección, entre un total de 31 coches aspirantes al título, opciones como el nuevo Audi TT, el BMW Serie 2 Coupé y el X4, el Fiat 500X, el Lexus NX, el Subaru WRX STI, el Porsche Macan o el nuevo Nissan Pulsar. Puedes consultar la lista completa en la “lista de candidatos al COTY 2015”.

Para conocer todos los detalles de como funcionan la elección del Coche del Año en Europa, quien compone el jurado o cuales han sido los finalistas en pasados años no te pierdas el artículo “Peugeot 308, ganador del Coche del año en Europa 2014: te contamos todos los detalles”.

Lee a continuación: Bultaco Brinco: reviviendo en forma de “Moto-Bike”

  • Inferno

    Mi opinión:

    – BMW Serie 2 Active Tourer – Representa una verdadera revolución en BMW, pero no en el mercado. NO pasa.

    – Citroën C4 Cactus – Gustará o no, pero es original y presenta ideas nuevas. Pasa a la final.

    – Ford Mondeo – No tiene nada de nuevo retocar un FORD Fusion USA que se vende hace años. NO pasa.

    – Mercedes Clase C – No representa nada especial, es una evolución de un modelo existente. NO pasa.

    – Nissan Qashqai – No representa nada especial, es una evolución de un modelo existente. NO pasa.

    – Renault Twingo – Es un concepto original, aporta algo nuevo. Pasa a la final.

    Volkswagen Passat – No representa nada especial, evolución de un modelo existente pero al menos yo lo veo el mejor generalista de su segmento.

    Muy complicado me lo ponen. Si por mi fuera, declaraba el premio desierto este año. Tanto el Cactus como el Twingo están en ”mi final”, no me los compraría pero agradezco su presencia. Diría que los coches del año deben ser algo más populares, satisfacer necesidades más habituales en el mercado y que gusten a un buen número de consumidores. Le doy el voto al VW Passat.

  • humberto

    Pues vaya finalistas. Ninguno se merece esa distinción de “coche del año” bajo mi punto de vista. No aportan nada nuevo en sus segmentos ni marcarán una “era”.

    Personalmente, le daría el premio al Clase C sólo por ser un Mercedes, pero como este evento es una farsa, me huele en la nariz que el ganador será el VW Passat.

    • Inferno

      ¿Afirmas que los premios están amañados? Yo no lo sé realmente, puesto que otras marcas han ganado muchos premios y algunas como FIAT se han hinchado. No veo tal conspiración germánica.

  • Oliver

    Ganará el Passat, básicamente porque los miembros del jurado alemanes y satélites le votarán en masa. Es una pena, que cada vez más el nacionalismo se impone en este tipo de votaciones.

    • Inferno

      Entonces en 2014 los franceses de PSA debieron convencer, sobres de dinero mediante, a esos alemanes (todos corruptos y malévolos) para votar al 308 y que resultara vencedor, ya lo tengo claro.
      Quizás es más divertida la ficción que pasar por el historial de premios de Car of the Year y hacer un brevísimo análisis:

      http://es.wikipedia.org/wiki/Coche_del_A%C3%B1o_en_Europa

      • Oliver

        Claro que un coche francés puede ganar, pero lo tiene más difícil que un coche alemán, porque los alemanes casi nunca dan por ganador a un coche no alemán. Como ejemplo, pongo las votaciones de los 6 periodistas franceses y los 6 periodistas alemanes con derecho a voto en este organismo.

        Año 2014: Ganó el Peugeot 308, con 307 puntos, y con el apoyo de muchos periodistas (entre ellos, los españoles, de los que mejor votaron a este modelo), pero no desde luego con los votos alemanes (23 puntos), que prefirieron votar al que fue tercero (BMW i3, 28 puntos) e incluso al que al final fue el último (Mercedes clase S, 30 puntos).

        Años 2013: Ganó el Golf, con 414 puntos, votado bien por casi todos los periodistas europeos, pero es que en Alemania arrasó (92 puntos). También para los franceses (39 puntos) fue el ganador, por encima del 208 (28 puntos) y el Clio (18 puntos).

        Este es un simple ejemplo (en http://www.caroftheyear.org están todos los resultados, año por año, periodista por periodista) de cómo, en general (hay sus excepciones) no hay forma de arrancar de los alemanes buenos votos para coches no alemanes, cosa que no hacen los franceses, que no tienen empacho (a pesar de la fama que tienen) en votar más y mejor a un coche no francés.

        Así las cosas, cuando gana un coche francés lo hace por poca diferencia (Alemania suele votarle poco) y cuando gana uno alemán lo suele hacer por goleada (Alemania lo mega-vota y los demás le votan a secas).

        • C4 Air

          Alemania lleva el liderazgo europeo y marca mucho el ritmo mundial, los franceses (los míos) estamos flojos de gama . Esto es así
          No veo nada raro

  • Alberto Piqueras Ramos

    Algunos de los modelos finalistas no corresponden de ninguna manera, y estarían faltando otros más agraciados, más representativos y de un gusto más generalizado; no obstante es lo que hay.

    Saludos.

  • The observer

    Nos ha jodido, a ver, si miramos los países europeos q hacen coches, es fácil que sea alemán! Ver películas de nazis o conspiraciones es ser rebuscao.

  • Joan

    Solo se lo tendrían que dar a coches japoneses y atmosféricos todo lo demás son pamplinas, que si turbos, FAP’s, EGR’s, re-programaciones sin fin, ahora resulta que hay que estriparlos un poco si son diésel y no vayas mucho y tranquilo por ciudad que se estropean (el mundo al revés), en el 2014 y hay más averías que nunca, lo dicho japones y atmosferico; Subaru, Mazda, Toyota y Honda nos marcan el camino si no me remito a las estadísticas y más de algún desinformado va ha flipar pepinillos.