CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Dakar

3 MIN

X-Raid apuesta por los buggies para el Dakar 2016

Iván Fernández | 14 Ene 2015
AUTO - DAKAR 2015 PART 1
AUTO - DAKAR 2015 PART 1

Era una apuesta arriesgada. Durante la pruebas previas al Dakar 2015, X-Raid y el propio Guerlain Chicherit reconocían haber roto prácticamente todas y cada una de las piezas del buggy diseñado, construido y desarrollado por Jefferies Racing en colaboración con Nasser Al-Attiyah para el Qatar Red Bull Team. Uno de los primeros modelos que desató esta nueva fiebre de los buggies en el Dakar sigue en carrera a pesar de los muchos problemas y ayer, con vía libre por parte del equipo, demostró que puede ser rápido en otras manos que no sean las de Nasser y Carlos Sainz.

A pesar de que ayer le quitaron al francés el tercer mejor tiempo de la novena etapa por haberse saltado uno de los Way Points, la experiencia de Chicherit y el trabajo de la estructura de Sven Quandt les están permitiendo recabar muchos datos por medio de la acumulación de kilómetros. El propio Guerlain reconocía que el punto fuerte del buggy (que ha sido renovado en un 90% respecto al que compitió en el Dakar 2013) son los neumáticos Toyo, los único prácticamente que no han tenido ningún pinchazo en la casi semana y media que llevamos de carrera.

Sin embargo queda mucho trabajo por delante. X-Raid estaría ya trabajando en un nuevo chasis que sustituya el vetusto que actualmente utilizan, mientras que el motor V8 y 7.0L de origen Chevrolet no se descarta que también sea sustituido. El trabajo en las suspensiones también será otro de los apartados a seguir, aunque se espera que el equipo siga confiando en los amortiguadores Reiger que tradicionalmente también utiliza en su Mini All4 Racing.

Todo este trabajo que se espera en los cuarteles de X-Raid tienen un objetivo que no es otro que el de estar en la salida del Dakar 2016 con dos unidades oficiales (esperemos que eliminen esa horrorosa decoración cebra). Y es que si Peugeot ha construido su 2008 DKR con estas arriesgadas especificaciones y Sven Quandt está preparando la transición de los Mini (ya obsoletos y prácticamente sin mayor evolución) a los 2RM es porque los dos equipos más potentes de la categoría de coches saben que el Dakar sudamericano contará con más etapas de desierto, algunos las han llegado a contabilizar en 4 o 5 más de las que actualmente hay. Lo que parece seguro es que se tome la decisión que se tome, la imagen de Mini seguirá presente hasta 2017.