CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Se armó el Belén: Toro Rosso hace sombra a Red Bull

The flying Jim | 29 Mar 2015
KUALA LUMPUR, MALAYSIA - MARCH 27:  Daniel Ricciardo of Australia and Infiniti Red Bull Racing drives during practice for the Malaysia Formula One Grand Prix at Sepang Circuit on March 27, 2015 in Kuala Lumpur, Malaysia.  (Photo by Clive Mason/Getty Images) // Getty Images/Red Bull Content Pool // P-20150327-00064 // Usage for editorial use only // Please go to www.redbullcontentpool.com for further information. //
KUALA LUMPUR, MALAYSIA - MARCH 27:  Daniel Ricciardo of Australia and Infiniti Red Bull Racing drives during practice for the Malaysia Formula One Grand Prix at Sepang Circuit on March 27, 2015 in Kuala Lumpur, Malaysia.  (Photo by Clive Mason/Getty Images) // Getty Images/Red Bull Content Pool // P-20150327-00064 // Usage for editorial use only // Please go to www.redbullcontentpool.com for further information. //

Carrera alocada este domingo sobre la pista del circuito de Sepang, como era de esperar, con una magnífica victoria de Sebastian Vettel doblegando a los dos Mercedes (una victoria que no nos pillaba desprevenidos) y un montón de acción en pista. Nos hemos divertido mucho y lo que no parecía factible hace un par de temporadas, se ha hecho realidad este domingo: los dos Toro Rosso han hecho sombra, y con margen, a los dos Red Bull, que están pasando un momento bajo de rendimiento, y de suerte. Toro Rosso está demostrando que tiene un buen equipo de pilotos, un buen coche, un dúo inteligente que entiende la labor de equipo y las cosas claras. Van a por su objetivo: ser quintos a final de temporada.

La carrera de los dos pilotos de Toro Rosso fue impecable. Max Verstappen consiguió retener una séptima posición muy luchada, incluso al final de carrera con su compañero Sainz, y consiguió el récord de precocidad en puntuar en un Gran Premio con esos 17 años y casi seis meses cumplidos. Un récord que no será igualado, casi seguro, nunca. A Verstappen le penalizó el empuje arrollador de Marcus Ericsson al inicio de carrera, y perdió posiciones. Por su parte Carlos Sainz remontaba desde esa discretísima décimo quinta posición de ayer sábado para situarse rápidamente en cuarta posición tras la salida del Safety Car. Ya hemos visto cómo eso era ilusorio pero contribuyó a posicionar bien a Sainz para el final de carrera.

RedBull con muchos problemas, superado por Toro Rosso

Ni Daniil Kvyat, ni Daniel Ricciardo han sido capaces de cuajar un buen papel hoy en Sepang, quedando noveno y décimo respectivamente. Un resultado sorprendente, pero vistos los problemas del equipo, son puntos al fin y al cabo. Eso sí, se acabó aquéllo de la jerarquía férrea entre Red Bull y Toro Rosso que tanto dio que hablar en el pasado. Esta vez los dos rookies han pasado por encima a los dos "senior", y seguramente Helmut Marko ha levantado una ceja.

No creo que se haya cabreado, propiamente, pero sí que estará pensando en que, de seguir así las cosas, el año próximo habrá doble promoción a Red Bull desde la escudería menor. Es curioso que el ciclo de vida de los pilotos en la escudería de la bebida energética sea tan efímero. Hoy podemos afirmar que los dos pilotos Toro Rosso han brillado, y los de RedBull han pasado desapercibidos, y mañana en China puede pasar lo contrario. O uno de los rookies puede cometer un error de juventud (algo que entra dentro de lo posible). Lo que no puede suceder, al menos sobre el papel, es un equipo RedBull que sucumba de manera regular frente a su segundo equipo.

Hoy se han visto problemas de temperatura para Ricciardo, problemas de pelea con Kvyat (Los dos de Force India, hoy, han tenido un papel determinante en alguna parte de la carrera) y la imposibilidad de dar caza a los dos pilotos de Toro Rosso. Incluso vivimos el momento bizarro de ver a Sebastian Vettel doblar a los dos coches de su antiguo equipo, algo que es muy simbólico de lo que está viviendo la escudería cuatro veces campeona del mundo. Sin aludir al morbo, no me digáis que no ha sido un momentazo de la carrera.