CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Cascos históricos: Ayrton Senna

Àlex Garcia | 15 Abr 2015
Ayrton Senna, McLaren
Ayrton Senna, McLaren

Cuando uno habla de cascos históricos, le pueden venir muchas cosas a la cabeza pero es evidente que una de ellas será un casco predominantemente amarillo dándolo todo por ganar. Ya sea en un coche azul y blanco -aunque por poco tiempo, rojo y blanco, amarillo o negro, el diseño de Ayrton Senna fue algo único que combinado con su carismática personalidad y su trágico final se convirtió en leyenda. El casco de un tricampeón del mundo que movió a todos los aficionados de Fórmula 1 del mundo.

A favor o en contra pero no dejaba a nadie indiferente. Seguramente no haya otro diseño en la historia de la Fórmula 1 que haya sido homenajeado en tantas ocasiones y por tantos pilotos como el diseño que Sid Mosca hizo para el astro brasileño. Empezando por Rubens Barrichello -en dos ocasiones y siguiendo con su sobrino, Bruno Senna, antes de llegar a Simon Pagenaud, que disputó las 500 millas de Indianápolis de 2014 con los famosos colores.

Senna experimentó con varios diseños de casco en sus inicios antes de acabar decidiéndose por el amarillo, verde y azul que acabarían representándole durante la mayor y más importante parte de su carrera deportiva. Según Sid Mosca, artista encargado del diseño que también firmó otros cascos históricos como los de Emerson Fittipaldi y Nelson Piquet, la base amarilla simbolizaba la juventud, ese punto de frescura que Ayrton quería mantener durante toda su carrera.

Las líneas azul y el verde en el lateral representaban el movimiento y la agresividad respectivamente, dándose además la feliz coincidencia -o no tan coincidencia- que esos colores conforman la bandera de Brasil. En algún caso puntual la línea azul podía convertirse en negro aunque no era algo común. El verde sí se mantuvo durante toda su carrera deportiva. En cuanto al amarillo, cambió de tono según la época y el equipo, pasando del clásico "amarillo solar" al color más pálido de Williams, con el fosforito de algunas carreras de Lotus en medio.

El casco de Senna vivió la sorpresa de Toleman, los primeros éxitos en Lotus, la creación de la leyenda en McLaren y el fin en Williams. Pero después de la desaparición del astro brasileño, su alargada sombra se extendió hacia aquellos que quisieron homenajearle. Rubens Barrichello fue el primero en hacerlo, en el primer Gran Premio de Brasil sin Senna, en 1995. El diseño era una variación del típico casco de Barrichello con el diseño del tricampeón en la zona normalmente roja de Rubinho.

El siguiente homenaje llegó de la mano -o de la cabeza- de Bruno Senna, su sobrino. El segundo Senna en la Fórmula 1 debutó en 2010 con Hispania y disputó algunos grandes premios en Renault-Lotus en 2011 antes de llegar a Williams en 2012, donde finalizó la que ha sido su carrera en la categoría reina. El diseño de Bruno es parecido al de Ayrton aunque con las líneas algo más curvas, la corona azul y la base del casco verde. Evocador, parecido pero no idéntico.

Entre medio, doble homenaje en el Gran Premio de Brasil de 2011 con Rubens Barrichello con un diseño parecido al de 1995 -con menos patrocinadores- en el que fue su última carrera en la Fórmula 1 y Lewis Hamilton integrando el diseño de Senna en su propio casco, que ya tenía los mismos colores "de serie". Finalmente, en 2014 Simon Pagenaud disputó las 500 millas de Indianápolis con esencialmente el casco de Ayrton Senna, adecuadamente decorado con los logos de Honda en la visera. Qué pena no haber llegado a ver al verdadero Senna haber disputado la legendaria prueba...

11
FOTOS
VER TODASVER TODAS