CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Monisha Kalterborn evoca la mejor época de Sauber

P90041819

La jefe de Sauber evaluó los éxitos y desventuras de la escudería suiza a lo largo de su historia y llegó a la conclusión que la mejor época fue aquella cuando tenían la confianza de importantes inversionistas, allí fue cuando demostraron que el nivel profesional del personal y de las instalaciones de Hinwii era comparable con el de los mejores equipos. Kalterborn puntualizó que con el respaldo de BMW se confirmó que Sauber como estructura solo necesitaba de apoyo oficial y de un presupuesto decente para ser competitivos.

La historia de la escudería fundada por Peter Sauber se puede dividir en varias etapas. Su entrada al campeonato en el año 1993, su ascenso hasta consolidarse como la principal alternativa del segundo pelotón. Su alianza con Ferrari en 1997, junto a importantes inversionistas como Red Bull, Petronas y Credit Suisse, época en la cual invierten en un túnel de viento y en una avanzada computadora. Su venta a BMW en 2005, ciclo cerrado en 2009 con saldo de una victoria, Robert Kubica en Canadá 2008, y el sub campeonato de constructores de 2007. El retiro de BMW y la posterior readquisición del equipo que compitió en 2010 como BMW Sauber Ferrari.

Luego de la separación de BMW, el equipo Sauber experimentó un estrepitoso descenso cuyas penurias todavía se mantienen. Ninguno de sus principales aliados comerciales permaneció fiel a la escudería. Red Bull montó tienda aparte y Petronas se asoció con Mercedes, en tanto la banca suiza decidió retirar el apoyo. Sauber retornó a su status de equipo cliente y como tal su presupuesto está comprometido con los diversos proveedores. Para todos los que se han mantenido fieles al equipo resulta duro vivir el retorno al fondo de la parrilla cuando se creyó que era una etapa superada.

Sauber siempre ha demostrado que se puede hacer mucho con lo que se tiene. Fuimos una muy buena plataforma para BMW y el salto de calidad que dimos junto a ellos demostró que aprovechamos al máximo nuestras finanzas. Realizamos una gran inversión, crecimos en personal y en instalaciones, incluso nuestro director de operaciones perteneció a BMW. Todavía tenemos varios contactos con BMW pero no hay razón para tratar de convencerlos de que regresen cuando no tienen un plan. De todas formas esperamos por inversionistas.

Vía | crash.net