Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Monoplazas
Logo Icon

5 MIN

La historia de la semana: La Fórmula 3, cara a cara con la Fórmula 3000

En tiempos recientes se ha hablado de la falta de velocidad de los Fórmula 1 y de lo cerca que están los GP2 de los coches de la categoría reina. Paralelamente, se plantea una Fórmula 2 para el futuro y hay quien duda de la Fórmula 3 como posible tampolín directo a esta nueva Fórmula 2. Pero, ¿y si os dijéramos que la Fórmula 3 actual está a la altura de la Fórmula 3000 de hace menos de dos décadas? En efecto, así es, esta es la evolución de la Fórmula 3.

Como referencia, hay que tener en cuenta que la futura Fórmula 2 podría partir de la actual GP2, que se planteó como reemplazó de la Fórmula 3000, que a su vez era la evolución de la primitiva Fórmula 2. Por lo tanto, la posible Fórmula 2 sea seguramente la heredera natural de esa Fórmula 2 primigenia de los años 60, 70 y 80. Podemos imaginar lo significante que es pensar que en menos de veinte años, la Fórmula 3 ha alcanzado a la que puede ser considerada como categoría inmediata tras la Fórmula 1.

Pero, ¿cómo llegar a semejante conclusión? La solución es simple aunque no hay tanta información disponible como sería deseable. Decidimos comparar la Fórmula 3 actual con la Fórmula 3000 de la temporada de 1998. ¿Por qué 1998? Es una temporada destacable desde el punto de vista histórico, con Juan Pablo Montoya como campeón por delante de Nick Heidfeld, además de otros pilotos destacados como participantes en las carreras de una época singular. Además, es un momento en el tiempo que entrega unos registros interesantemente parecidos...

Para hacer esta comparación, tomamos dos circuitos completamente distintos del calendario de 1998 de Fórmula 3000; A1-Ring y Pau. El primero es rápido mientras que el segundo es bastante más técnico. Son los únicos dos circuitos del calendario que siguen intactos hoy en día y que por lo tanto sirven como comparación real. Podrían extrapolarse tiempos en Nürburgring o en Spa-Francorchamps, usando los tiempos parciales como referencia, pero sería siempre menos significativo.

El A1-Ring, conocido hoy  en día como Red Bull Ring, trae una primera sorpresa interesante. A pesar de tener prácticamente el doble de potencia, los Fórmula 3000 de hace 17 años no son mucho más rápidos que los Fórmula 3 de hoy en día. La pole position en 1998 fue obra de Soheil Ayari, con un registro de 1:23.948. Mientras tanto, la pole position más rápida de este fin de semana en la Fórmula 3 ha sido firmada por Felix Rosenqvist... 1:24.395. ¡Menos de medio segundo de diferencia!

El tiempo de Rosenqvist habría sido suficiente para una octava posición en la Fórmula 3000. Viendo cómo fue la carrera, un coche con ese tipo de registros habría sido suficiente como para estar buscando puntos aunque posiblemente no fuera suficientemente rápido para lograrlo. Lógico hasta cierto punto, puesto que los más de 200 caballos de potencia marcan la diferencia en un circuito como el Red Bull Ring. Pero la mayor sorpresa llega en nuestro otro circuito de hoy; Pau.

La pole position de la Fórmula 3000 en 1998 fue para Juan Pablo Montoya, con un indudablemente rápido 1:12.086, prácticamente medio segundo por delante del segundo clasificado. Ahí es donde llega la mayor sorpresa puesto que la pole position más rápida de la Fórmula 3 este año, obtenida por Jake Dennis, fue considerablemente más rápida. El tiempo del británico fue de 1:10.253, ¡casi dos segundos más veloz! El Fórmula 3 gana por goleada en un circuito técnico como Pau, por lo tanto.

De hecho, tanto es así que los 24 pilotos más rápidos de Fórmula 3 este año hubieran clasificado por delante de Montoya. Una demostración clara de cómo ha evolucionado la aerodinámica de esta categoría a lo largo de los años -más allá del evidente cambio de elementos como los neumáticos, frenos y materiales empleados en la construcción de los coches de carreras-. Evidentemente, diecisiete años dan para mucho pero la idea de que pilotos que salen del karting y debutan en monoplazas directamente la Fórmula 3 estén yendo más rápidos que un piloto como Montoya que iba camino a ser campeón de la Fórmula 3000 para dirigirse hacia la IndyCar es algo sorprendente.

Puede que eso nos esté dando una explicación sobre porqué este año estamos viendo tantos incidentes en la Fórmula 3. Estos monoplazas son verdaderamente rápidos y aunque evidentemente hay pilotos con mucho talento, a otros les falta aún bastante experiencia. En cualquier caso, sí que hay algo muy claro: la Fórmula 3 es suficiente categoría como para encargarse del paso entre la Fórmula 4 y la futura Fórmula 2, cuando llegue. ¡Por si alguien lo dudaba!