CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Vídeos

4 MIN

Tax The Rich disputará el próximo Dakar… con un MINI

Iván Fernández | 26 Oct 2015
MCH10511
MCH10511

A estas alturas de la película, la mayoría conoceréis a ese personaje de internet conocido con el seudónimo de Tax The Rich, capaz de utilizar un Rolls Royce como si se tratará de un World Rally Car marcándose todo tipo de derrapes en un prado que a más de uno se le hubiera atragantado o capaz de hacer una competición de sokatira entre dos Ferrari F50. Ese personaje tiene un piloto detrás, el mismo que competirá en la próxima edición del Dakar. ¿Queréis saber quién se oculta bajo esa mascara? Pasad.

Con la aparición y popularidad de Tax The Rich hará algo más de dos años, muchos se lanzaron a desenmascarar ese personaje cuyo garaje tenía hueco para un Enzo, varios F50, un 288 GTO o uno de los Bugatti más exclusivos, el EB110. Juntando miguitas, todas las señales indicaban al mismo punto, a una extensa área de terreno sobre suelo británico en Heveningham Hall, cuyo propietario era ni más ni menos que Jon Hunt.

Seguramente a pocos de vosotros os sonará el nombre del antiguo empresario al frente de la inmobiliaria Foxtons que se hizo ‘muchimillonario’ tras la venta de la misma. No importa, el protagonista es su hijo, Harry, el cual compitió en el Rally de Italia-Cerdeña de este año al volante de un Skoda Fabia S2000 (terminando 11º dentro de la clase RC2) y que compitió hace varios años en el JWRC y el IRC sin resultados deslumbrantes, pero con actuaciones que no eran tampoco desastrosas.

Tras un tiempo parado, Harry ha decidido volver a la competición y para ello ha elegido una nueva categoría, los raids, y un coche, el Mini All4 Racing de X-Raid con el que ya disputó el pasado Rally de Marruecos y la Baja España Aragón y que mostró frente a sus compatriotas en Goodwood (el primer piloto british con una montura top en esta disciplina desde hace tiempo). ¿Por qué os estoy contando toda la vida de Hunt Junior? Muy sencillo todo apunta a que el misterioso piloto que se oculta tras Tax The Rich (impuestos para los ricos) es él.

Y es que además de la localización de los vídeos, una mansión del siglo XVIII rodeada de unos cuantos acres de jardín… todo encaja. Los coches; tanto el padre como Harry son dos apasionados por las cuatro ruedas, llegando a admitir Jon su intención de crear su propio museo para tener juntos sus más de 100 coches clásicos y deportivos. El talento; no todo el mundo es capaz de llevar con tanta soltura en ese tipo de superficies coches como el Rolls, el Enzo o el 288 GTO. Un estilo de pilotaje que encaja a la perfección con un piloto de rallyes, sin la necesidad de que este tenga 9 títulos del WRC como Sébastien Loeb o que sea un showman como Petter Solberg.

Ahí están las pruebas, a nadie se le escapa que son muchas las evidencias y precisamente su retirada de la competición, a finales de 2012, coincidió con la aparición de este misterioso personaje. Ahora lo único que podemos hacer es agradecer que no se le haya ocurrido meter uno de sus valiosísimos Ferrari por las dunas del desierto (ya se le quemó un Miura SV). El próximo mes de enero, Harry estará en la salida del Dakar. No será el más rico, es más no tiene nada que hacer con nombres como el Príncipe Nasser Al-Attiyah o el adinerado Yazeed Al Rajhi, pero sin duda podrá estar orgulloso de haber sido uno de los booms de Internet, capaz de movilizar incluso una investigación casi policiaca por descubrir su identidad.

En Diariomotor | Tax The Rich