CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

El nombre Lotus condenado a desaparecer, otra vez

Humberto Gutiérrez | 9 Nov 2015
1992Johnny Herbert
1992Johnny Herbert

Para los más puristas de la Fórmula 1, solo la escudería fundada por Colin Chapman en 1958 tiene derecho a llamarse Lotus. Sin embargo, la desaparición del equipo como tal en 1994 y la posterior adquisición del nombre, por parte de Tony Fernandes en 2010 (Team Lotus) y posteriormente de Gerard Lopez en 2012 (Lotus F1 Team), lo mantuvo vigente, aunque no causó el impacto comercial deseado, en buena medida porque las nuevas generaciones no asocian Lotus con los exitosos e innovadores coches de Chapman.

La actual escudería Lotus tiene su antecedente más remoto en el equipo Toleman, mismo que competía contra el Lotus original a inicio de la década de los 80, así que tampoco existe un nexo entre ambas estructuras. No obstante, entre Renault y Lotus sí existe relación ya que Toleman pasó a ser equipo Benetton y posteriormente Renault, hasta el 2009 cuando fue adquirido por Genii Capital, empresa que cambió el nombre a Lotus. Se espera que por cuestiones legales, Renault haga desaparecer el nombre Lotus a más tardar 2017. Según Matthew Carter, director de Lotus, la licencia para seguir utilizando el nombre expiraría cuando los franceses tomen posesión absoluta de las instalaciones ubicadas en Enstone.

Aunque se habla de mantener los colores negro y dorado, Carter explicó que todo dependerá tanto de Renault como de los socios comerciales que traiga consigo, porque es conocido que los franceses tienen al amarillo como su color corporativo y de seguro lo utilizarán para destacar su marca. Agregó que la fase de transición, de Lotus a Renault, todavía no está definida porque aún se desconocen los alcances de la adquisición, al parecer es por cuotas, y mientras no asuman el control absoluto, el proyecto del coche 2016 permanecerá pausado ya que no está confirmado el motor a utilizar.

El trato con Renault avanza según lo previsto, pero el equipo dejará de llamarse Lotus. El nombre desaparecerá porque la licencia para utilizarlo expira con el cambio de dueño. En teoría estará disponible para otro interesado. Supongo que también dejaremos de utilizar motores Mercedes para cambiar a los Renault turbo. Estamos es un proceso dinámico pero ahora nuestro socio es uno de los fabricantes de automóviles más grande del mundo y sus procedimientos son diferentes a nuestro acostumbrado modo de trabajar.

Vía | speedweek