CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

2 MIN

Una década sin el último campeón británico del WRC: Richard Burns

Iván Fernández | 25 Nov 2015
45_subaru_impreza_wrc_2001
45_subaru_impreza_wrc_2001

Han pasado ya 10 años de que una fría mañana de noviembre nos enteráramos del fallecimiento del Campeón del Mundo de Rallyes de 2001. Richard Burns se iba en silencio, sin dar de qué hablar, tal y como había sido en cuanto a lo deportivo, un piloto siempre con una sonrisa en la boca, amable y muy profesional. Un tumor cerebral de llevaba al último británico capaz de levantar el entorchado intercontinental.

El pelirrojo de Reading se retiró dando guerra en el Mundial. Llegó hasta el Rally de Catalunya de 2003 con posibilidades de llevarse el WRC más abierto de las últimas dos décadas y tan sólo su accidente al volante de su Peugeot 206 WRC en la cita española le apartó de poder lucharlo hasta Gales, donde siempre se había encontrado muy cómodo. Quién sabe, tal vez de llegar con opciones y al 100% de salud podría haber arrebatado a su antiguo compañero de Subaru, Petter Solberg, su único título de campeonato. Siempre hubo la esperanza de volverlo a ver al volante de un World Rally Car.

Dos años después de ser detectado su tumor después de unas pruebas realizadas tras desmayarse mientras conducía, Burns se iba en silencio y a pesar de haber luchado hasta el último minuto contra esta maldita enfermedad que no entiende a razones. Nos dejó para el recuerdo sus diez victorias en el Mundial de Rallyes (todas ellas con Subaru salvo dos con Mitsubishi), su amistad con el también desaparecido Colin McRae (con el que a buen seguro sigue ‘picándose’ allá donde estén) y su eterna sonrisa. Descanse en paz Richard.