CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros rallyes

2 MIN

Petter Solberg afronta el que puede ser su último año antes de volver a ser oficial

Iván Fernández | 8 Abr 2016
press_2015_8_NOR_SOLBERG_(104)
press_2015_8_NOR_SOLBERG_(104)

Tras dos Campeonatos del Mundo de RallyCross consecutivos con su propio equipo, a nadie se le escapaba que la decisión de poner a la venta sus dos Citroën DS3 RX Supercar al final de la pasada temporada significaba que Petter Solberg estaba a punto de afrontar un reto mayor, tal vez incluso con el apoyo de fábrica de alguna marca. Sin embargo, dos meses después, el piloto noruego se veía obligado a seguir con su anterior montura, e incluso evolucionarla a marchas forzadas para poder enfrentarse a equipos mucho más poderosos como lo serán Ford o Peugeot Sport esta temporada.

En sus últimas declaraciones, concedidas a Rallye-Magazin, el tres veces Campeón del Mundo deja claro que su actual proyecto con PSRX está en la fase final y que en 2017 se espera un gran cambio en el mismo, dejando incluso entrever que podrían gozar de apoyo oficial para seguir peleando por un World RX que se está haciendo cada año más competitivo. En conversaciones con Toyota para competir en el Dakar ya en 2016, e incluso manteniendo los contactos con Tommi Mäkinen tal vez para tener un importante papel dentro del desarrollo del Yaris WRC, lo lógico sería pensar en que los japoneses podrían estar detrás de esta nueva etapa para Petter Solberg. Veremos si nuestra intuición es cierta.

Hemos estado trabajando duro durante los meses de invierno y estamos listos para una nueva temporada. Tenemos más rivales que en los dos últimos años. Casi todo el mundo es capaz de ganar carreras y luchar por el título. Si nos fijamos en Peugeot, Ford o Audi, son coches de fábrica y cuentan con mucho más presupuesto que nosotros. Hemos tenido que trabajar mucho en desarrollar todas las áreas del vehículo y las pruebas han sido positivas. Hay un importante paso adelante en el coche. Estamos con PSRX en una fase final. Como todos saben, somos un equipo privado, no un fabricante. Pero cada año nos probamos contra coches oficiales. Miramos más allá y algunos grandes pasos para PSRX en 2017 y en el futuro.

Vía | Rallye-Magazin