CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Monoplazas

4 MIN

Kazuki Nakajima y su protagonismo en una serie de televisión japonesa

Àlex Garcia | 23 Abr 2016
Kazuki Nakajima F3 Japón 2005
Kazuki Nakajima F3 Japón 2005

El mundo de los deportes de motor y el del entretenimiento -sea cine o televisión- siempre han estado estrechamente relacionados. En ocasiones hemos tenido a estrellas del cine compitiendo en varias categorías. En otros casos, pilotos han llegado a aparecer en series de televisión que poco o nada tienen que ver con su trabajo habitual. Y en otros casos, la trama -principal o secundaria- de la serie televisiva o de la película transcurre entre circuitos. Este es el caso de "Engine", una serie de televisión en la que en cierta forma, Kazuki Nakajima tenía un papel principal.

Aunque todo esto tiene trampa. No es que Kazuki Nakajima tuviera el papel protagonista. Ni siquiera era un personaje recurrente secundario. No, nada de esto. En realidad, todo es mucho más simple. Kazuki Nakajima era el piloto real que daba vida a Jiro Kanzaki, el protagonista de este "culebrón" japonés del año 2005. Las imágenes del coche de Fórmula 3 en pista correspondían a grabaciones tanto en carrera como en test del futuro piloto de Fórmula 1.

La trama sigue un patrón un tanto distinto de los típicos argumentos que suelen verse en todo aquel entretenimiento centrado en el mundo de las carreras. En lugar de ser un joven piloto de éxito, el papel del popular actor nipón Takuya Kimura es el de Jiro Kanzaki, un piloto de más de 30 años que tras ganar en la Fórmula 3 japonesa partió hacia Europa con la esperanza de llegar a la Fórmula 1. Pero cuando la trama empieza, sus objetivos están lejos de cumplirse.

Se nos presenta a un Kanzaki que "solo" ha llegado a ser segundo piloto de un equipo de Fórmula 3000 y aunque sus resultados no son particularmente malos, tampoco son excelentes. Sin resultados brillantes, con una edad que no juega a su favor y tras un encontronazo con su compañero de equipo durante unos test en un ficticio circuito francés representado en Fuji con un filtro algo más azulado para crear esa sensación europea, el piloto vuelve a casa. Su carrera deportiva está en una situación complicada.

Sin lugar donde correr, el protagonista de la historia recurre a su antiguo jefe, que dirige el Team Ichinose, una escudería con los coches pintados como los TOM'S de la época. Aunque inicialmente dicho jefe le emplea solo como mecánico, alegando que sus días como piloto ya han terminado, Kanzaki consigue ablandar el corazón de quien en su día confió en su talento al volante y acaba volviendo a la pista. A lo largo de las pruebas e incluso la carrera final, es precisamente Kazuki Nakajima quien da vida al personaje con un casco distinto al que solía usar.

Aún así, Nakajima no es el único piloto que aparece a lo largo de la serie con un papel importante. João Paulo de Oliveira encarna en la última carrera al piloto rival, con otro casco distinto al suyo habitual. Aprovechando que los dos pilotos de TOM'S llevaban decoraciones distintas, se pudo representar una rivalidad entre dos equipos que nada tenían que ver en la serie de televisión.

Incluso hay una imagen en la que el protagonista vuelve a la Fórmula 3 en la que había ganado anteriormente y es recibido de forma efusiva por algunos de sus antiguos rivales en pista. Se puede distinguir a Taku Banba y a Paolo Montin entre otros, mostrando así que las imágenes que se grabaron en Fuji llegaron con el soporte del campeonato y que no hubo que recurrir a extras vestidos de pilotos.

Eso le da a las imágenes una veracidad especial y aunque la acción en pista es la que es, ver a coches de la Fórmula 3 japonesa de entonces tiene su encanto. Claro que en medio del "drama" de las carreras, Jiro Kanzaki tiene su propia historia que poco o nada tiene que ver con su pasión. A fin de cuentas, en la vida no hay solo carreras aunque a veces nos gustase que fuera así.