CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición

3 MIN

Desvelados los detalles de la nueva normativa técnica del Super GT para 2017

Àlex Garcia | 17 Ago 2016
Nissan GT-R MOLA 2016 Trasera
Nissan GT-R MOLA 2016 Trasera

Tras los tres primeros años de la nueva normativa del Super GT en el que es el primer paso del certamen japonés hacia el Class One, el resultado puede valorarse como un éxito, sobre todo teniendo en cuenta que el rendimiento de las máquinas del GT500 es más elevado que nunca. Pero para 2017 habrá un cambio importante de normativas, especialmente a nivel aerodinámico, que debería reducir la velocidad de los coches.

Aunque se sabía que habría cambio de normativas en el Super GT, no ha sido hasta esta semana cuando la Japan Automobile Federation -JAF- ha publicado los detalles. Masaaki Bando, presidente de la GT Association, explica que se espera que los cambios reduzcan la fuerza aerodinámica de los coches en un 20%. Un cambio importante que debería reducir el rendimiento de los coches de forma drástica. Para lograr esta reducción, hay varios cambios a nivel aerodinámico.

El primer cambio concierne a la longitud total del vehículo, de 4.775 milímetros hasta la presente temporada. A partir del año que viene será de 4.725. Apenas 50 milímetros -5 centímetros- que no deberían notarse pero que para los fabricantes pueden suponer un quebradero de cabeza a la hora de rediseñar sus máquinas. Sobre todo teniendo en cuenta que esa reducción de longitud debe darse toda en la zona que queda por delante del eje delantero, alterando como recibe el aire el coche.

Pero es en la parte trasera, donde hay más cambios. El difusor, que tenía una altura de 400 milímetros hasta 2016, pasará a tener un máximo de 195 milímetros a partir de la temporada que viene. Este enorme cambio afectará a los varios elementos del difusor, que a pesar de reducir su altura, sí mantendrá su anchura. También habrá cambios en lo referente a los alerones traseros, algo más anchos la próxima temporada para compensar por la reducción aerodinámica en los difusores.

Finalmente, la normativa para 2017 ha eliminado cualquier referencia a motores híbridos en GT500. En 2014 y 2015, Honda usó un motor híbrido para su NSX Concept-GT, antes de retirarlo para la temporada 2016 por falta de competitividad -al usar el híbrido, estaban obligados a añadir peso y el resultado nunca llegó a compensar-. De esta forma y aunque en GT300 se seguirá permitiendo el uso de motores híbridos, esta tecnología desaparecerá por ahora del GT500.

Todos estos cambios abren la posibilidad de que los fabricantes de la categoría GT500 reemplacen el modelo con el que compiten en el Super GT. Por el momento, el próximo fin de semana Lexus presentará su máquina para 2017 con motivo de los 1000km de Suzuka. Se espera que sea un nuevo modelo, basado en el LC500 en lugar del actual RC F. En cuanto a Nissan y Honda, sería extraño ver modelos nuevos cuando en el Super GT participan con sus buques insignia, el GT-R y el NSX respectivamente.

Sitio oficial | SuperGT.net