CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

Al WRC le sale cara la cancelación del Rallye de China

Iván Fernández | 26 Ago 2016
volvo-recce-car-wrc-2016
volvo-recce-car-wrc-2016

Cuando estuvimos en México, compartiendo con el equipo Volkswagen Motorsport la primera prueba de tierra de la temporada, Luis Moya nos explicó con detalles la logística del equipo. En aquel momento nos sorprendió por ejemplo lo estudiadas que tiene el equipo alemán este tipo de áreas, construyendo incluso a medida un contenedor ULD para transportar fácilmente el Polo R WRC en los aviones de carga y no tener que esperar a fletar algún tipo de aeronave especializada. Precisamente ese era el sistema utilizado para llevar los coches de competición de nuevo a Hannover para ser revisados después de cada rally.

Si bien las unidades de carreras regresan a la sede del equipo después de cada prueba, las formaciones oficiales se pueden permitir el tener un contenedor con repuestos, los coches de reconocimiento y material de la asistencia pululando durante el año por todo el mundo con el objetivo de llevarlo a los rallyes no europeos. En esta ocasión dicho transporte especial iba a ser llevado en barco desde Argentina hasta China para posteriormente ser trasladado al último evento del año, Australia.

La caída de China no sólo ha provocado un boquete en el calendario, teniendo el WRC parado más de un mes cuando tan sólo restan cuatro rallyes, también ha sido un duro varapalo en cuanto a lo económico para las formaciones oficiales. Especialmente porque la restrictiva legislación australiana no permite que los contenedores lleguen al suelo de su isla si no están convenientemente limpios tal y como indican las normas de aduanas. Los equipos no esperaban la cancelación de China, por lo que esperaban limpiar todo acorde a dicha normativa en Beijing antes de empaquetar todo de nuevo para enviarlo de camino a Sidney. Ahora, los equipos deberán enviar personal y encontrar un lugar en el que puedan limpiarlo adecentarlo todo, con el consiguiente gasto extra.

Las cifras asustan, unos 150.000 € en el caso de equipos pequeños como puede ser M-Sport y de más de medio millón de euros en el caso de las formaciones oficiales como Volkswagen o Hyundai, todo ello sin contar las reservas perdidas en hoteles y vuelos que ya no se podrá recuperar. Esto ha hecho que los fabricantes hayan pedido garantías a la FIA y al promotor del WRC antes de volver a incluir a China en el calendario (más después de los rumores de problemas financieros por parte de la organización vertidos durante las últimas semanas).

Hyundai, Volkswagen y Citroën siguen queriendo ir a un mercado clave para los tres, pero algunos ya han exigido un evento candidato con el que poder evaluar la viabilidad de una prueba mundialista, algo que según los equipos no se hizo el año pasado ya que el Beijing Huairou Rally no era representativa. Desde el lado de la promoción del WRC, se siguen echando balones fuera, asegurando que la cancelación sólo ha sido debida a las fuertes tormentas y que tener otro evento candidato no hubiera solucionado nada.

Vía | Autosport