La generosidad de Nasser Al-Attiyah salva de nuevo el sueño del Dakar

 |  @fernischumi  | 

Empiezo a pensar que Nasser Al-Attiyah se ha convertido en una especie de Rey Mago solitario, proveniente de Medio Oriente que se ha propuesto a cumplir todos los sueños de las personas y equipos relacionados con el automovilismo. A parte de las discusiones que en teoría está manteniendo para que los Volkswagen Polo R WRC 2017 finalmente puedan competir, en el pasado ya le hemos visto respaldar otros proyectos del Dakar, entre ellos, el de Albert Llovera.

Philippe Croizon es un hombre acostumbrado a los retos, por si a alguien le podía parecer poco unir los cinco continentes a nado a pesar de su cuádruple amputación, decidió afrontar un nuevo reto después de que su mujer le retara a buscar nuevas aventuras. Él eligió una con la que soñaba desde niño mientras veía el París-Dakar en televisión, quería competir en el Rally-Raid más duro del planeta.

Cuando empecé este proyecto para el Dakar, no tenía ni un céntimo en el bolsillo. Rápidamente me fui a ver a los ingenieros para pedirles amablemente que tomarán riesgos y que vieran la forma de hacer funcionar esto, no tenía presupuesto. Cree mi propio crowfunding para ayudarme a financiar las primeras piezas para el coche antes de ir a ver a grandes patrocinadores como Matmut o HAFA.

A pesar de que el coche ya había mostrado una buena cara durante la participación en la Baja España Aragón, había que probarlo en Marruecos, sobre la arena, para asegurarse de que todo estaba correctamente para poder competir en las etapas de dunas del Dakar. Sin embargo, si se tomaba la decisión de competir en la prueba de la Copa del Mundo (terminó 15º de la general a pesar de perder mucho tiempo por problemas mecánicos y de navegación), gran parte del presupuesto para la cita sudamericana se esfumaba. Es en ese momento cuando aparece el carácter altruista del príncipe qatarí.

No tenía otra opción, tenía que hacer el Rally de Marruecos, incluso si no me quedaba presupuesto a partir de entonces. Después de ese rally, sólo me quedarían 15 días para cerrar el presupuesto, pero tenía la esperanza de que Marruecos me abriera algunas posibilidades. Para demostrar mi capacidad lo he dado todo en Marruecos, ya sea personalmente como en cuanto al coche. Yo estaba más allá de mis límites y los del coche para demostrar de lo que era capaz. Al final de la prueba muchos se acercaron a mí, como los pilotos de Peugeot (Sainz y Despres) como Nasser Al-Attiyah, que me preguntaron cómo llevaba el presupuesto para el Dakar. A partir de ahí, me ayudó a reunir gran parte del presupuesto, y se puso en marcha el proyecto del Dakar.

Ya en la presentación de París, el buggy de Croizon lucía el patrocinio de Qatar en su decoración, una buena muestra de que Nasser Al-Attiyah había intercedido en la inyección de 100.000 € al presupuesto del piloto francés que podrá cumplir el próximo mes de enero uno de sus sueños y de demostrar que con voluntad y trabajo no hay reto lo suficientemente grande.

Entrevista completa | Rallye-Sport

Lee a continuación: Red Bull emitirá gratuitamente resúmenes del WRC presentados por Mark Webber