ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Hora de la despedida. 10 momentos por los que no olvidaremos a los LMP1 híbridos

Este fin de semana se disputarán las 8 horas de Bahréin, carrera que cerrará la temporada 2019-20 del Mundial de Resistencia y que también marcara el final de una era en las carreras de resistencia. Con Toyota poniendo en funcionamiento su nuevo LMH para el próximo año, esta será la última vez que veremos correr a los LMP1 híbridos.

Desde su introducción en 2012 hasta este 2020 nos han brindado con grandes momentos, aunque en las últimas temporadas con únicamente una marca involucrada se ha quedado la categoría un poco descafeinada. Los LMP1 privados por su parte continuarán el año que viene con el Rebellion R13 que ha comprado Signatech Alpine. Ahora es momento de despedir a los LMP1 híbridos recordando los que, para nosotros, han sido sus 10 mejores momentos por orden de cuando sucedieron.

1- El primer duelo Audi-Toyota y la primera victoria híbrida en La Sarthe

2012 fue la primera temporada del Mundial de Resistencia y la primera donde participaron los LMP1-H. Inicialmente, Peugeot iba a estar presente y hasta tenían coche fabricado y probado, pero se echaron atrás a última hora dejando la lucha entre Audi y Toyota. Los japoneses llegaban con menos preparación que los alemanes pero eso no les impidió pelear de tu a tu ya de primeras con ellos. Antes de cumplirse 5 horas de carrera, Benoit Tréluyer y Nicolas Lapierre nos brindaron con esta preciosa batalla. Finalmente, fue el trío del Audi #1 formado por el propio Tréluyer junto a André Lotterer y Marcel Fässler quienes entraron en la historia como los primeros ganadores de Le Mans con un coche híbrido.

2- La última victoria de Tom -Monsieur Le Mans- Kristensen

Hablar de Le Mans en los últimos 25 años es sinónimo de hablar de Tom Kristensen. El piloto danés tiene el récord de victorias en la mítica carrera francesa, un total de 9. Consiguiendo la primera de ellas en el año 1997, su época dorada llegó a principios de este siglo, donde ganó seis años consecutivos. Finalmente y en su penúltima participación, consiguió su noveno triunfo batiendo a Toyota con el Audi R18 E-Tron Quattro y con Allan McNish y Loïc Duval como compañeros. Un año más tarde estuvo a punto de ganar junto a Marc Gené y a Lucas di Grassi, pero un problema en el turbo le impidió lograr su décima victoria. Su última victoria como piloto de resistencia llegaría unos meses más tarde en el Circuito de las Américas.

3- Las batallas Audi-Porsche durante todo 2015

Con la llegada de Porsche la lucha en LMP1-H se convirtió en cosa de tres. Durante todo el año 2015, Audi y Porsche libraron grandes batallas en pista, que hacían que las carreras parecieran más al sprint que carreras de resistencia. En Silverstone Marcel Fässler y Neel Jani libraron un intenso duelo por la victoria que acabó en manos de la marca de los cuatro aros.

Un mes más tarde, en Spa-Francorchamps, la historia se repitió y Benoit Tréluyer tuvo una vuelta al límite con Marc Lieb que se saldó con un espctacular adelantamiento por el exterior en Fagnes.

Tras Le Mans llegaron las 6 horas de Nürburgring, donde nuevamente se las tuvieron entre el Audi R18 y el Porsche 919. En esta ocasión y tras hacer toda la zona del Mercedes Arena en paralelo, Lucas di Grassi aprovechó para sacar tajada de la pelea que tenía delante.

La última gran batalla de ese año se libró en Fuji. Con la pista completamente mojada, Marcel Fässler y Mark Webber hicieron que pareciera seca. Con adelantamientos al límite y rebufos imposibles, parecía un final de carrera y no que quedaran todavía casi cuatro horas por delante. Disfruten.

4- El Nissan GT-R LM Nismo, un proyecto rompedor que no acabó como se esperaba

En 2014 Nissan anunció su entrada a la categoría LMP1 con un concepto de coche muy diferente a lo que estábamos acostumbrados. Con motor delantero y la tracción focalizada en el eje frontal, esperaban ser competitivos en Le Mans, con un sistema de recuperación de energía de 8 Megajulios. Pero las cosas no salieron como se esperaban y teniendo problemas de presupuesto y sin a penas tiempo para probar, acabaron corriendo Le Mans con el coche a mitad y sin el sistema de recuperación diseñado originalmente, rodando en tiempos de LMP2. Ninguno de sus coches llegó a acabar la carrera y pese a que siguieron probando y evolucionando, meses más tarde se cerró el proyecto. Los aficionados recuerdan el coche por sus formas poco ortodoxas y por lo que pudo ser y al final no fue.

5- Nico Hülkenberg, Nick Tandy y Earl Bamber consiguen por sorpresa la primera victoria de Porsche en este siglo

En el año 2014 Porsche volvió a la categoría LMP1 con el 919. Ya en su primer año tuvieron opciones de ganar la 24 horas de Le Mans y acabaron ganando las 6 horas de Sao Paulo. En 2015 se postularon como los favoritos y al igual que Audi, inscribieron tres coches para las 24 horas. El tercero de ellos fue para Nick Tandy y Earl Bamber, dos de sus estrellas en GTs, junto al por entonces piloto de Force India Nico Hülkenberg. Después de unos stints nocturnos muy buenos, se quedaron como la principal baza de Porsche en su lucha con Audi y consiguieron la decimoséptima victoria absoluta de la marca y la primera en este siglo. 

6- Le Mans 2016, o como una carrera de resistencia no acaba hasta que baja la bandera a cuadros

Posiblemente el final de las 24 horas de Le Mans de 2016 sea de los episodios más dramáticos del automovilismo. Ese año parecía que la carrera iba a estar entre Toyota y Porsche, con los alemanes dando el primer paso al ocupar las dos primeras posiciones en la parrilla. Pero la gestión de carrera de los japoneses les hizo ponerse por delante y llegar a los compases finales con la carrera dominada hasta que… Sucedió el desastre. Kazuki Nakajima pulsó el botón de la radio y dijo: «no tengo potencia». Faltaban menos de siete minutos para el final y lideraban por más de uno, pero el Toyota TS050 #5 nunca llegaría al final. Rodando cada vez más lento, se quedó parado en la recta de meta viendo como el Porsche #2 le adelantaba y se hacía con la victoria, ante la desolación del equipo Toyota y la alegría de los alemanes. Un final demasiado cruel para una carrera tan brillante de los japoneses.

7- Kamui Kobayashi vuela para conseguir la vuelta más rápida a La Sarthe

Un año más tarde Toyota llegó a La Sarthe con tres coches y buscando conseguir por fin su primera victoria. Se postularon como los principales favoritos después de haber ganado las dos primeras carreras del Mundial de Resistencia. Sus esperanzas aumentaron cuando en la segunda sesión de clasificación, Kamui Kobayashi marcó la vuelta más rápida jamás dada al circuito de La Sarthe (en velocidad media, en tiempo el récord lo mantiene Pedro Rodríguez con la versión sin chicanes y sin las curvas Porsche). El 3:14.791 del japonés permanecerá muchos años ahí según pinta el futuro de la carrera con los nuevos LMH.

8- Porsche consigue su 19ª victoria absoluta en 2017

La edición de 2017 volvió a ser muy dura para las mecánicas. Toyota había conseguido la pole y contaba con tres coches, pero dos de ellos jamás llegarían a la mitad de la carrera. En un espacio de seis vueltas, el #7 y el #9 se quedaron fuera por problemas mecánicos, mientras que el #8 ya había tenido problemas y estaba fuera de la lucha por la victoria. Porsche también sufrió y el #2 de Earl Bamber, Timo Bernhard y Brendon Hartley perdió mucho tiempo en boxes, mientras que el #1 se quedaba como único LMP1. Pero la fiabilidad volvió a atacar y a falta de 4 horas para acabar abandonó. Esto dejaba al LMP2 #38 del equipo Jackie Chan DC Racing como líder absoluto, con el Porsche #2 resurgiendo de entre las cenizas en las últimas horas para superarle y conseguir una histórica decimonovena victoria para la marca de Stuttgart.

9- André Lotterer y Pechito López nos brindan la última gran batalla entre marcas de la era híbrida

Antes de que Porsche cerrara su programa en LMP1, dio tiempo a una última batalla mano a mano entre los alemanes y Toyota. André Lotterer y Pechito López tuvieron unas vueltas de infarto en el Circuito de las Américas, atacándose como si fuera una carrera casi de monoplazas. El alemán salió victorioso aunque en los compases finales cedió la primera posición al otro 919 para maximizar sus opciones en el campeonato.

10- Toyota por fin gana en Le Mans con Fernando Alonso triunfando en su debut

Finalmente el esfuerzo de Toyota durante más de seis años tuvo su recompensa en el año 2018. Frente a los LMP1 privados de Rebellion y SMP, dicha edición estuvo marcada por la lucha entre los dos TS050, con Fernando Alonso debutando en la mítica carrera francesa. Incluyendo un stint nocturno de aúpa, el asturiano junto a Nakajima y a Sebastien Buemi consiguieron finalmente la primera victoria de la marca, triunfo que repetirían un año más tarde. En este 2020, con Brendon Hartley en lugar de Alonso, el coche #8 volvió a ganar firmando así tres victorias consecutivas para los japoneses.

Hasta aquí nuestro particular homenaje a los LMP1 híbridos, recordando los que han sido los momentos que han marcado esta bonita y cara era de las carreras de resistencia. Los altos costes de la categoría y el diesel gate hicieron que las dos marcas del grupo VAG abandonaran, con Toyota quedándose como únicos participantes. Porsche aun así quiso darle una buena despedida a su 919 creando una versión Tributo mucho más radical sin reglamentación alguna con la que consiguieron el récord en el Nordschleife. Se cierra un capítulo en el automovilismo y comienza uno nuevo. LMH, LMDh, muchas siglas nuevas para denominar a las nuevas reglamentaciones que, en teoría, atraerán a más marcas y permitirán la unión entre el Mundial de Resistencia y el IMSA. Comienza una nueva era.

Y para finalizar, ¿Cuál es vuestro momento favorito de esta era híbrida en LMP1?

Foto de Víctor Forner

Víctor Forner

Cargando...