100 coches, 30 UTV y 41 camiones: así es el resto de la lista de inscritos del Dakar 2019

 |  @eloy_eg  | 

Como viene siendo habitual los últimos años, el Dakar adelantó hace unas semanas los inscritos en motos y quads pero se guardó el resto para el día de la presentación oficial de la edición 2019 en París. Hoy tenía lugar el evento y al fin hemos podido conocer la lista de inscritos al completo, con las categorías que más interés nos suscitan a los enfermos de las cuatro ruedas.

No hay enormes sorpresas entre los capos de la categoría de Coches, pues ya conocíamos el plantel que pondrían en la salida X-Raid (con estructuras separadas para sus buggies y sus 4×4), Toyota o PH Sport con los Peugeot privados. Con nombres como los de Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel, Nasser Al-Attiyah, Giniel de Villiers, Nani Roma o Sébastien Loeb la carrera está destinada a disputarse entre estos participantes.

Entre los outsiders tendremos a los Ford Raptor de MP Sports, el equipo de Martin Prokop, o Ranger de Nicolas Fuchs, el Nissan Navara sudafricano pilotado por Jürgen Schröder, los Borgward de Wevers Sport, o el regreso de SMG como equipo oficial de la marca china Geely: a los mandos de sus buggies estarán el patrón Philippe Gache y el chino Wei Han, habitual del Ruta de la Seda. También llaman la atención un par de Peugeot 3008 DKR fuera de la estructura de PH Sport e inscritos por Easy Rally para Jean-Pascal Besson y Pierre Lafay o el regreso del Dunbee, el Escarabajo de Stéphane Henrard, por partida doble. De momento, sin rastro de Robby Gordon. Además algunos de los coches de desarrollo argentino como el Renault Duster o el Volkswagen Amarok han acabado en manos de pilotos peruanos para esta peculiar edición del Dakar. En total 12 coches tendrán españoles al volante, más otros tres vehículos en categoría SxS. Os los detallaremos en otro artículo.

En Camiones presenciaremos un nuevo duelo entre los Países Bajos y el este de Europa, al haber aceptado De Rooy regresar al Dakar 2019 con sus Iveco y enfrentarse a los KAMAZ y los MAZ bielorrusos que tan buena impresión han venido dando en las últimas ediciones. Además habrá que tener un ojo puesto en los Renault y Tatra, capaces de ser tan rápidos como el que más pese a contar con estructuras más reducidas que los gigantes de la categoría. Tres camiones estarán pilotados por españoles, los de Alberto Herrero, Jordi Juvanteny y Rafa Tibau, que esta vez sí será de la partida.

Consulta la lista de inscritos al completo aquí.

Foto | Red Bull Content Pool

Lee a continuación: Ford debutará oficialmente en el Dakar con dos camiones llamados a luchar por el podio

  • Ferran Pistola

    Cosas que me sorpenden:
    1. Camelia Liparoti va en coche y no en UTV.
    2. A parte de las ausencias de Menzies e Hirvonen, tampoco esta el italiano que el año pasado con un buggy privado estaba peleando por el podio hasta salir de Perú. Sería ideal para SMG.
    3. Tambien hecho de menos a Ten Brike y Lerooy Puloter con Toyota.
    4. Ojo al sudafricano Schroder con el Nissan Navara. El año pasado con un Volkswagen lo hizo bien.

    • Txesz

      Imagino que lo de Liparoti es un error de la web, ya que en su perfil especifica que lleva un Yamaha y que es un UTV… Ocurre lo mismo con Dani Solá.

      Del piloto italiano. igual anda muy liado con su reinterpretación del Delta Integrale de 3 puertas.

      Por otro lado, no simpatizo con los buggys pero Henrard es mi excepción. XD.

      • El UTV de Camelia Liparoti está dentro de la categoría T3 y no de la de UTV.

        En cuanto a lo que dice Ferrán, Amos ha estado todo el año compitiendo con 4×4 y como dice Txesz parece completamente volcado en el lanzamiento de su interpretación moderna del Lancia Delta Integrale.

        Leeroy Poulter fue operado de un tumor cerebral y no ha regresado a la competición después de recaer.

        Bernhard Ten Brinke está inscrito, es el número 309 con la tercera Hilux V8 4×4 ‘oficial’.

        • Txesz

          Curiosa esa diferenciación entre unos y otros UTVs.

          La idea de que tuviesen una categoría propia es que obtibiera una mayor repercusión, pero los que quedan integrados en coches vuelven a la situación original.