Àlex Palou celebra su primera victoria en la Super Fórmula: "Ahora tocará trabajar un poco más que antes"

 |  @alexgarciagv27  | 

Esta mañana, Àlex Palou cocinó bajo la lluvia torrencial en Fuji su primera victoria de la Super Fórmula. Se trata de un éxito que venía trabajándose desde principios de año, cuando quedó claro que Nakajima Racing era un equipo capaz de estar arriba y para el que ha habido que esperar más de la cuenta con situaciones varias que impidieron que el español estuviera donde tenía que estar. El éxito en la Super Fórmula supone un cambio de tercio para el piloto, que ha demostrado públicamente aquello que internamente ya sabía: que puede ganar. A partir de ahora los rivales le tendrán en cuenta, le marcarán... Àlex Palou es uno de los pesos pesados de la categoría y puede incluso luchar por el título. En declaraciones a Diariomotor Competición, dejaba bien clara la expectativa para el futuro inmediato; ahora tocará trabajar más.

No es precisamente como si Palou no hubiera trabajado duro para llegar a estar en una situación en la que pudiera pelear por la victoria. Tanto en temporadas anteriores como en esta misma, el trabajo duro es evidente. Todo este esfuerzo hizo que Nakajima Racing llegar a esta temporada con un coche muy competitivo y un piloto muy adaptado al nuevo SF19 y a la forma de trabajo de la escuadra del mítico Satoru Nakajima. Tras la anterior cita en Sugo, el catalán ya tenía claro que la ronda de Fuji ofrecía una buena oportunidad de obtener un buen resultado. Habían rodado en pretemporada y sabían que podían ir muy rápidos. Pero la pregunta era hasta qué punto: "La verdad es que estoy muy contento. No me esperaba poder ir tan bien", explicaba Palou.

La realidad es que todo fue rodado desde el primer momento. Primeros entrenamientos libres en seco con el mejor tiempo, buenos registros bajo la lluvia, una gran sesión clasificatoria que acabó en pole position... y la ultra dominante victoria: "Fue un fin de semana perfecto. Íbamos súper rápidos en seco y también en mojado. Ayer estuvo un poco justo en la quali. En el tercer sector perdíamos casi siete décimas y de no ser por ello, esa habría sido nuestra ventaja", reconocía Palou. La realidad es que fue el único punto que no salió perfecto, ese tercer sector. Aunque sí sus vueltas de clasificación. El coche número 64 funcionaba bien en cualquier condición y eso ayudó a plantear cada sesión con la confianza de ser rápidos y el objetivo de estar siempre arriba.

Pero tal y como decía Palou, "Una cosa es luchar por victorias y otra muy distinta es controlar una carrera con tranquilidad". Eso fue lo que hizo en Fuji en carrera. Partió líder, dirigió el ritmo de la prueba, lideró todas las vueltas y se llevó la victoria. Eso sí, no estuvo la gesta exenta de desafíos: "Tuvimos que controlar mucho el consumo de carburante porque sabíamos que al ser en mojado, los Toyota no iban a parar para repostar", explicó. Los motores Toyota son ligeramente menos potentes pero también consumen menos. Eso no es tan relevante en carreras normales en seco pero es un punto esencial bajo la lluvia al quedar eliminadas las paradas. El riesgo estaba en tener que parar y que los rivales no lo hicieran. "Lo que hicimos fue conservar toda la carrera para poder llegar hasta el final", clarificó un Palou que recordaba como en cierto momento llegó a pensar que tendría que pasar por boxes. Al final no fue así y se llevó la victoria.

El balance es muy positivo, como no puede ser de otra forma para quien consigue su primera victoria en un campeonato de este nivel: "Estoy muy contento y ahora tocará trabajar un poco más que antes para seguir igual de bien que ahora en la próxima, en Motegi". A partir de ahora, llega el viaje a lo desconocido. Gracias a su 2017 en la Fórmula 3 japonesa, Palou conoce los circuitos de Motegi y Okayama, además del de Suzuka en el que terminará la temporada... pero en los dos anteriores no ha rodado con un Super Fórmula ni ha trabajado con Nakajima Racing, de manera que el trabajo deberá ser ahí más fuerte si quiere seguir luchando por posiciones destacadas. Tiene las manos, tiene el coche, tiene el equipo... ahora solo hay que centrarse en las tres que quedan. El título no es solo una quimera...

Lee a continuación: La Super Fórmula presenta un calendario provisional para 2020 con cambios por los Juegos Olímpicos de Tokio