Copa monomarca o un R-GT: Alpine sigue evaluando hacer un nuevo A110 de rallyes

 |  @fernischumi  | 

Corría el mes de agosto de 2017 cuando unas declaraciones de uno de los responsables de Alpine dejaba la puerta abierta a que el A110 volviera al lugar donde forjó su leyenda, los rallyes. Desde entonces, además de la versión de la Copa Monomarca también hemos asistido al lanzamiento de una variante GT4, toda una declaración de intenciones acerca del interés de la firma de Dieppe de tener más presencia en competición más allá de sus éxitos en el Mundial de Resistencia y la victoria heredada en categoría de LMP2 en las 24 Horas de Le Mans 2018.

Un año más tarde, el Alpine ya tiene dos de las tres declinaciones prometidas y ahora espera saber si finalmente el A110 regresa a los tramos de medio mundo a través de otra copa monomarca especifica o si por el contrario se apuesta por una variante más radical basada en la reglamentación R-GT que también está estudiando en profundidad Porsche Motorsport con el más que previsible lanzamiento de un nuevo Porsche 718 Cayman GT4 el cual ya se dejó ver rodando hace unas semanas sobre el asfalto del Circuito de Monza.

Ahora, con las versiones de circuito ya lanzadas, toca volverse a preguntar sobre esta opción de rallyes, algo que según los responsables de Alpine sigue estando en su agenda. Precisamente ha sido el medio francés AUTOHebdo el que ha vuelto a adelantarse al resto e informar acerca del proyecto. Al parecer se encuentra en fases muy avanzadas, aunque todavía no ha sido aprobado. Las posibilidades siguen siendo la misma, un automóvil para la copa con un precio contenido de unos 80.000 euros, muy cercano al vehículo de producción, o la segunda opción de comenzar con el desarrollo de un R-GT, lo que no excluiría la primera posibilidad.

El regreso de Alpine en competición se realizó en dos fases. Primero el LMP2 y la resistencia con Signatech, con el éxito que conocemos, luego el establecimiento de una Copa A110 y la creación de un A110 GT4, coches con relación muy directa respecto a la versión de producción. Debido a la historia de Alpine en competición, tendría sentido (apostar por los rallyes). Es algo que estudiamos, que consideramos.

Preguntado durante las 6 Horas de Fuji, el director comercial de Alpine, Régis Fricotté confirmó que se sigue trabajando en este proyecto, en cualquier caso asociado a Signatech y sin duda teniendo en cuenta que será la última temporada en que puedan competir con su actual LMP2 después del permiso especial del ACO.

Estamos viendo qué condiciones podría ser esto, pero, a día de hoy todavía no se ha tomado ninguna decisión. Tienes que construir algo que tenga sentido para la marca. Hay una gran cantidad de datos a considerar antes de comenzar. No hay urgencia. Si elegimos ir, ¿cuál es la categoría correcta y con qué tipo de compromiso? Hay oportunidades que estamos considerando, pero iremos a nuestro propio ritmo para llegar en buenas condiciones.

Lee a continuación: El nuevo Alpine A110 desvela su versión GT4

  • Txesz

    Pues eso mismo: ambas opciones.

    Un trofeo monomarca encuadrado en el ERC y, tal vez, con una “final” en alguna prueba del Mundial (Cataluña sería perfecta, por ser un rally mixto).

    Condición indispensable: costes muy ajustados. Debería ser un torneo lo más asequible posible.

    Y para el ganador, algo parecido al que gana el JWRC: un GT-4 en propiedad.

    Claro, que esto último es más apetecible si Porsche y Abarth siguen en serio con sus programas.