Así fue el debut de Mick Schumacher como piloto de la Scuderia Ferrari

 |  @fernischumi  | 

Los debuts siempre son especiales. Es por ello que no haya sido de extrañar que Mick Schumacher haya realizado el primer día de test colectivos con la Scuderia Ferrari y que hayan dejado para mañana su participación en la segunda jornada con Alfa Romeo Racing en sustitución de Antonio Giovinazzi. Corrían las nueve de la mañana en España cuando Mick Schumacher, enfundado en su mono ignifugo con el cavallino rampante se sentaba en el SF90 y escuchaba por primera vez tras de sí el motor de los de Maranello con casi 1.000 CV de potencia según ‘las malas lenguas’.

Con su madre, Corinna Schumacher, siendo testigo de su debut desde el muro de boxes, Mick realizaba los primeros kilómetros al volante del Ferrari con el asfalto seco, situación que no tardaría mucho en cambiar debido a las lluvias que han caído durante esta mañana en el Circuito de Sakhir y que han arrastrado a todos los pilotos hasta los boxes. No había necesidad de rodar en esas condiciones, por lo que la acción ha parado muy pronto para la hora de comer.

En total han sido 33 vueltas las que ha rodado el hijo del heptacampeón del Mundo de Fórmula 1, una buena forma de hacer un breve alto mental después de que el debut en F2 el pasado fin de semana le haya reportado un sexto y un octavo puesto. Precisamente un sexto mejor tiempo ha sido lo que ha realizado esta mañana el germano, rodando en 1:32.552, a más de segundo y medio de la marca de Romain Grosjean, aunque con condiciones distintas de agarre. Los debuts son especiales, pero aún más lo es el ver el apellido Schumacher de nuevo sobre uno de los monoplazas rojos de la escudería italiana, la misma que no ha olvidado a su ‘Kaiser’.

 

Lee a continuación: Alonso y Schumacher: ¿Qué pilotos estarán en los test de temporada de la Fórmula 1 en Bahréin?