comscore
MENÚ
Diariomotor Competición
SUV

3 MIN

Bentley presenta su Bentayga para la Subida a Pikes Peak y confirma a Rhys Millen como piloto

bentley_bentayga_pikes_peak_2018_rhys_millen_3

Tal y como ya habíamos avanzado hace unos meses, Volkswagen no será el único fabricante del Grupo VAG representado en la próxima Subida a Pikes Peak. Bentley también estará presente en la carrera del Colorado, en este caso contando con otro de las grandes referencias de la prueba estadounidense, el neozelandés Rhys Millen, hijo del mítico Rod Millen (cinco veces ganador de la PPIHC) y actualmente el encargado de retener el mejor tiempo al volante de un vehículo eléctrico en la "Subida hacia las nubes".

El reto este año será muy distinto al que acometerá su antiguo rival, Romain Dumas, al volante del Volkswagen I.D. R Pikes Peak. Rhys Millen, dos veces ganador de la Subida, tendrá el reto de llevar hasta la cima al Bentley Bentayga de 600 CV de potencia preparado por Bentley Motorsport con el objetivo de batir el récord que actualmente tiene Range RoverSport como el SUV de producción más rápido que ha conseguido completar la subida norteamericana.

Con dos victorias generales anteriores a su nombre, las credenciales de Rhys hablan por sí mismas. Su conocimiento del recorrido, su profesionalismo como competidor y su entusiasmo por el proyecto lo convierten en la elección perfecta para nosotros. En el Bentayga le hemos dado a Rhys la oportunidad perfecta para reclamar otro récord de Pikes Peak, y estoy seguro de que puede marcar un momento impresionante cuando la carrera se dispute el 24 de junio.

3
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Será el próximo 24 de junio, tal vez algo eclipsado por la presencia del prototipo eléctrico, cuando el Bentayga trate de rebajar los 12 minutos y 35,61 segundos que consiguió su predecesor en completar los casi 20 kilómetros de recorrido y sus 156 trampas en forma de curva. En cuanto al coche, montará el motor W12 de 600 CV de potencia sin modificar, con un par máximo disponible de 900 Nm. Los cambios han sido mínimos, tal y como dicta el reglamento de producción adaptándolo únicamente con las medidas de seguridad pertinentes, así como un nuevo baquet, neumáticos Pirelli y un nuevo sistema de escape firmado por Akrapovic (autor también del que lleva la variante GT3). En cuanto al exterior, no llevará una decoración de competición, optando por el acabado de carrocería Radium Satin y un kit de fibra de carbono.

La oportunidad de competir con Bentley en Pikes Peak es una que no podría dejar pasar. Visité la fábrica de Bentley en Crewe, Inglaterra, el mes pasado y me sorprendió el nivel de habilidad que implica la fabricación artesanal de estos automóviles. También tuve la oportunidad de conducir el coche preparado para la carrera por primera vez y quedé impresionado por el rendimiento que ya está disponible. Tengo muchas ganas de prepararme para la carrera, competir en la montaña con Bentley y con suerte reclamar un nuevo récord de SUV.