Bentley se impone en los 1.000 Kilómetros de Paul Ricard 2019

 |  @eloy_eg  | 

Pole y victoria. El dominio de Bentley en la tercera cita de la Blancpain Endurance Cup 2019, los 1.000 Kilómetros de Paul Ricard, fue incontestable de la mano de su unidad oficial #107, pilotada por Jordan Pepper, Steven Kane y Jules Gounon. Aprovecharon así un trazado que le viene como anillo al dedo a las características del Bentley Continental GT3 como ya quedó patente con el triunfo de la anterior generación en la edición de 2017 de esta carrera.

Su dominio arrancó ya en clasificación, aunque el margen fue estrecho. La pole se decantó del lado del equipo británico por sólo 53 milésimas con respecto al tiempo medio del Mercedes-Benz #4 de Black Falcon, volviéndose a colar un coche de Silver Cup en los primeros puestos. En este caso fue el Audi R8 #55 de Attempto Racing. No fue una buena sesión para los españoles, pues el que vio a su coche mejor colocado fue Miguel Molina, tan sólo 16º. Tras él, Alex Riberas (19º), Andy Soucek (20º), Iván Pareras (28º) y Toni Forné (40º).

En la arrancada aceleró mejor Maro Engel con el Mercedes-Benz #4 y ello le permitió acceder al liderato durante los primeros compases de la carrera, que quedó rápidamente interrumpida por un fuerte accidente múltiple en el que el peor parado fue el compañero de Alex Riberas Ezequiel Pérez-Companc, debido a una fractura vertebral. Todo ello obligó a un periodo de Safety Car de media hora. Cuando por fin se reemprendió la prueba el Bentley #107 acosó al líder, pero todo se volvió a interrumpir de nuevo rápidamente cuando el Ferrari #72 de SMP Racing tocó ligeramente a un Audi R8 y provocó un nuevo accidente.

En Black Falcon optaron por parar en ese momento y ello dejó a Bentley al frente, sin que ya prácticamente nadie lograra toser en cinco horas al Continental GT3 de Pepper, Kane y Gounon, más allá de aprovechar puntualmente los ciclos de paradas para aparecer en cabeza. La sorpresa llegó por detrás, pues el Ferrari #72 de Mikhail Aleshin, Davide Rigon y Miguel Molina se marcó una remontada de escándalo y se sobrepuso incluso a un drive through por irregularidades en una parada para alcanzar el segundo puesto.

Fue Miguel Molina quien cruzó la meta para asegurar el liderato de SMP Racing en la Endurance Cup (venían de ganar en Silverstone), seguidos tanto en esta carrera como en la clasificación general por el Lamborghini de Andrea Caldarelli, Dennis Lind y Marco Mapelli. Andy Soucek fue el siguiente español en la clasificación, al acabar sexto junto a Soulet y MacLeos en el otro Bentley oficial. Iván Pareras subió al podio como segundo en Silver Cup con el Audi #5 de Phoenix, además de ser 12º absoluto, mientras que Toni Forné vio la bandera a cuadros 35º y sexto entre los AM.

La próxima cita de las Blancpain GT Series será en Misano a finales de mes, aunque buena parte de la atención está ya puesta en las 24 Horas de Spa, próxima prueba de resistencia.

Foto | Blancpain GT Series

Lee a continuación: Tres ganadores para dos categorías de monoplazas en Paul Ricard y Anderstorp

  • M.A.

    Molina esta haciendo un temporadón
    También gano la primera carrera en las series Blancpain americanas (antes Pirelli World Challenge) en el antiguo Mosport en Canada, hace un par de semanas.

    La otra carrera la ganó Soucek con un Bentley.

    Molina también lidera de momento estas series norteamericanas:
    https://www.gt-world-challenge-america.com/