¿Un Campeonato del Mundo de Rallyes Cross-Country con el Dakar como prueba estrella?

 |  @fernischumi  | 

Salvando las distancias, podemos decir que el Mundial de Resistencia y el principal campeonato FIA de Rallyes Cross-Country tienen grandes paralelismos. En ambos casos, hay una prueba, la más importante del calendario, la cual se encarga de canibalizar el interés del resto, 24 Horas de Le Mans y Dakar respectivamente. Esto hace que los principales fabricantes tengan muchas dificultades a la hora de explicar a sus consejos de administración el desarrollo de un coche de competición sólo para dar redito publicitarios en una carrera.

Al igual que la gran evasión que se está produciendo en el WEC, el Dakar ha visto como durante las últimas ediciones el número de inscritos en su prueba no ha parado de menguar, algo que quedará patente en la categoría de coches, la cual tras la salida de Peugeot tras la edición 2018 se quedará únicamente con Toyota y MINI como grandes representantes de las marcas, a los que se sumarán otros pequeños equipos oficiales y proyectos privados con algo de soporte económico de los fabricantes de automóviles. Muchos han sido los rumores sobre la posible llegada de marcas como Mercedes-Benz o Bentley aprovechando el lanzamiento de sus últimos productos destinados al off-road, sin embargo, nunca han terminado de concretarse.

A pesar de que nunca ha sido uno de los campeonatos a los que la FIA ha prestado más intención, la Copa del Mundo de Rallyes Cross-Country ha buscado tras dos años de dominio por parte de los Peugeot un balanceo dentro de la disciplina entre los vehículos de tracción 4×4 y los buggies de tracción simple. Este era el primer paso en el plan de la Federación Internacional para tratar de relanzar la disciplina.

Esta medida de equilibro técnico no tiene la misma continuidad en el Dakar. Recordemos que fuera de la Copa del Mundo, el Dakar sigue siendo una prueba gestionada por ASO, por lo que son ellos, los responsables también del Tour de Francia, los que se encargan de dictar sus propias reglas en lo referente al rendimiento y a la forma de mantener la competitividad entre distintas configuraciones mecánicas. Esta es una de las razones por las que el Peugeot 3008 DKR podrá ensancharse de cara al próximo mes de enero, configuración que no se permitió utilizar en Marruecos.

Por el momento, allí también se verán beneficiados por las nuevas concesiones técnicas a los 4×4, manteniendo a MINI y Toyota contentas sabedoras de que serán los que tomen el relevo a partir del próximo Dakar: mayor recorrido de suspensión, hasta los 280 mm y un menor peso mínimo de 1.850 kg, el cual beneficiará a ambos vehículos ya que hasta ahora superaban obligatoriamente en más de 50 kilogramos dicha cifra. No son las únicas medidas que se esperan para un futuro a corto plazo, ya que el sistema de inflado y desinflado de los neumáticos para los buggies puede ser el siguiente privilegio en caer tal y como informa AUTOHebdo esta misma semana.

Tal y como avanzaba el medio francés hace ya unos meses, el siguiente objetivo es el de crear un Campeonato Mundial de Rallyes Cross-Country de cara a 2019, aunque quedan muchas preguntas acerca de las pruebas que puede integrar, especialmente en el caso de las Bajas (entre ellas la Baja Aragón) y si sería posible una integración del Dakar en dichas series internacionales haciendo las veces de las 24 Horas de Le Mans en el WEC.

Obviamente para todo esto se necesitaría contar un promotor común y que este (y la FIM) llegara a un acuerdo con ASO, tanto en cuestión del calendario como en lo que respecta al apartado técnico, algo que no parece del todo fácil. Algunos, como Jean-Marc Fortin, patrón de Overdrive, ya ha dejado claro que apoyaría esta última opción, aunque ha dejado claro que muchas cosas deben cambiar para que se dé y que la disciplina necesita esta asociación entre FIA/FIM y ACO. Recordemos que en la actualidad, las pruebas Cross-Country o Todo Terreno de nivel internacional se encuentran muy disgregadas, con un calendario de la Copa del Mundo (integrando Ruta de la Seda o Rally de Marruecos), el Dakar, las Dakar Series y la Africa Eco Race. Todas ellas no integran un mismo campeonato, pero obviamente tienen lazos entre ellas.

Actualmente, no existe un promotor común para todos estos eventos, es lo que limita su difusión e interés. Y, sin embargo, las imágenes son espectaculares, los rallyes Cross-Country ofrecen enormes oportunidades. Y lo más importante, ¿vamos a integrar el Dakar, el evento principal de la disciplina? Antes que nada, muchas personas deberían dejar de lado su ego y aprender a escuchar a los demás. En el lado de ASO, hemos estado en una posición sólida durante mucho tiempo, pero la caída de los inscritos podría obligarlos a pensar en soluciones alternativas. Mi opinión es que FIA y ASO se necesitan mutuamente, y que incluso si no se llevan bien actualmente, están vinculados. De todos modos, cuando estás en el fondo de la piscina, o te ahogas, o solo puedes ir a la superficie …

Lee a continuación: El Mundial de Resistencia se plantea también cambios en su sistema de puntuación

  • Ferran Pistola

    Pues a mi me encantaría. YProbablemente tendriamos cobertura televisiva de todas ellas.

  • Txesz

    Sería reeditar lo que se hizo en el entorno del cambio de siglo, unos años antes y hasta unos años después, cuando el Dakar daba el pistoletazo de salida a la Copa del Mundo de Rallys TT.

    Al final la ASO decidió que les iba mejor en solitario y la FIA, que distinguía entre rallys y bajas (creo que según pasasen o no de 400 km cronometrados) con dos Copas paralelas (Blazquez ganó «lo pequeño» en 2006 y 2007 con el Navara T1 de Tot Curses), terminó metiendolo todo en el mismo saco ante el poco éxito de ambas por separado, sobre todo en rallys.

    Estaría muy bien poder lograr ese «nuevo» campeonato del mundo, pero para que salaga adelante se necesita el apoyo de marcas más o menos ofciales, con las ventajas (repercusión mediática) e inconvenientes (reglamento a la carta) que conlleva.

    No deja de ser contradictorio que los fabricantes apuestan por el SUV, el vehículo con aspecto campero/aventurero y sin embargo esta disciplina está languidecinedo.