ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Carlos Sainz salva el Gran Premio de Estados Unidos con un cuarto puesto con retirada de Fernando Alonso

Gran Premio de altibajos para los pilotos españoles, con un Carlos Sainz capaz de resolver una carrera complicada con un correcto cuarto puesto pero con abandono de Fernando Alonso tras una de sus mejores actuaciones de la temporada; a pesar de salir desde el pit-lane, el asturiano conseguía remontar hasta meterse en la zona de puntos antes de que problemas mecánicos le dejaran sin recompensa a falta de un puñado de vueltas para el final. Este resultado iguala más a los dos pilotos españoles, que se disputarán la cuarta posición en el campeonato con cuatro carreras por delante.

La sesión clasificatoria de la jornada del viernes no fue especialmente exitosa para los pilotos españoles, con un Carlos Sainz que tenía una aparentemente positiva cuarta posición pero que contaba con su compañero de equipo Charles Leclerc en pole position. Sin embargo y a pesar de ello, partir desde la segunda fila ofrecía una buena oportunidad de pelear por el podio. Mucho peor lo tenía un Fernando Alonso que solo podía ser décimo séptimo en el peor fin de semana para Aston Martin en cuanto a competitividad, lo que además rompía con la racha de presencias en la Q3 del asturiano. Con todo, Alonso sería uno de los cuatro pilotos en salir desde el pit-lane, así que su objetivo no podía ser mucho más que intentar una estrategia alternativa y ver hasta dónde era capaz de remontar.

Los primeros metros de la carrera mostraron a un Sainz con ganas de pelea, situándose en tercera posición y atacando a Leclerc en la primera vuelta, aunque pronto quedaba claro que el ritmo del madrileño no estaba a la altura del de su compañero de equipo, que se escapaba en solitario en tercer puesto. Por su parte, el único ganador de un Gran Premio que no pilota para Red Bull se mantuvo estable en su cuarta posición hasta parar en la vuelta 17. Su ‘stint’ duraría veinte giros antes de realizar su segunda parada, lo que le llevaba a ser quinto, por detrás de un Charles Leclerc que solo había parada una vez y que por lo tanto llegaba con neumáticos destruídos.

Finalmente, Ferrari optó por pedir a Leclerc que dejara pasar a Sainz, para que este pudiera intentar cazar a Norris. Al final no hubo manera de lograrlo y se vio obligado a conformarse con una cuarta posición que no es particularmente celebrable pero que sin embargo le ayuda a mantenerse como el primero de los dos Ferrari. Además, Sainz se acerca a Alonso en el duelo español por ser el mejor piloto ibérico en el campeonato. Todo esto fue posible gracias a los problemas técnicos de un Fernando Alonso que tuvo que retirarse a falta de pocas vueltas para el final cuando rodaba en novena posición.

El asturiano realizó una gran actuación, y es que a pesar de salir desde el carril de boxes, tanto él como su compañero de equipo Lance Stroll consiguieron mostrar un muy buen ritmo a lo largo de toda la carrera. El bicampeón del mundo realizó una gran mitad de carrera para llegar hasta la zona de puntos, donde se mantuvo hasta la la recta final de la prueba. Lamentablemente, aunque optaba incluso a ser octavo, su monoplaza dijo basta antes de llegar a ver la bandera de cuadros, obligándole a retirarse en boxes. Esto hace que Alonso pierda el contacto con respecto a Hamilton en la clasificación general, mientras Sainz se le acerca por detrás, a falta de cuatro carreras y aún con mucha tela por cortar.

Foto de Àlex Garcia

Àlex Garcia

Cargando...