CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Chevrolet espera alcanzar la mayor potencia de su motor esta temporada

Humberto Gutiérrez | 15 Abr 2021
josef_newgarden_team_penske_pretemporada_ims_2021_21
josef_newgarden_team_penske_pretemporada_ims_2021_21

La actual generación de motores de la IndyCar entra en su fase terminal ya que hasta el año que viene estará vigente, de allí que tanto Ilmor Engineering, socio de Chevrolet, como Honda Performance Development estén enfrascados en alcanzar la máxima potencia de los V6 biturbo de 2.2 litros mientras desarrollan los novedosos propulsores de 2.4 litros con sistema de recuperación de energía cinética que de igual manera deben acoplarse a los chasis DW12. En tal sentido, desde Chevrolet esperan que esta temporada puedan responder a Honda en todos los términos, sobre todo en la potencia que se requiere para aspirar a las victorias en los óvalos de gran velocidad, entre ellos Indianápolis.

El año pasado, los equipos que instalaron el motor Chevrolet se quejaron de la falta de potencia puesto que HPD halló la forma de extraer más caballos con la presión del turbo a 1.4 bares en calificación, desventaja que en las carreras debían contrarrestar Chevrolet con un mayor consumo de combustible, lo que resultaba problemático porque representaba más detenciones en los boxes. Lo sucedido en las 500 Millas de Indianápolis comprometió todo el programa que Ilmor tenía porque ahora se ha visto en la necesidad de hallar la fórmula para exprimir este motor hasta igualar su rendimiento con el de Honda mientras que también debe desarrollar la nueva especificación.

En esta pretemporada, los registros de Josef Newgarden y de Juan Pablo Montoya fueron muy competitivos, lo que deja entrever que se han realizado mejoras en la mecánica Chevrolet. Al menos existe entusiasmo por la versión del motor que Ilmor entregó a sus clientes este año y si bien el margen de maniobra para alcanzar mayor potencia luce ínfimo, considerando que el motor fue introducido en la temporada 2012, al parecer se logró alcanzar una pequeña ganancia que a estas alturas luce muy importante porque estarían en el límite del rendimiento absoluto.

En mayo se despejarán todas las dudas al respecto, para entonces se sabrá si lo visto en las primeras pruebas es cierto o si por el contrario, Honda está reservando potencia extra para las fechas de mayor exigencia. También se confirmará lo referente al consumo de combustible. Por supuesto se espera la lucha entre Penske y Ganassi por el título y tal como expresó Newgarden, desde su equipo ejercieron presión a Ilmor para iniciar la temporada con la mejor versión del actual motor porque entienden que ubicarse detrás de Honda en las primeras fechas hará muy complicado el remontar, tal como sucedió el año pasado. Lo interesante de esta situación es que cuando Chevrolet estaba en la cima, desde HPD no se rindieron sino que apostaron a mejorar, hasta el punto de realizar la aplastante demostración en la Indy 500 de 2020, lo que encendió las alarmas en Ilmor, además con esa victoria de Takuma Sato, Honda se colocó adelante en la estadística particular con estos motores, ahora acumula 5 triunfos por 4 de Chevrolet, así que el fabricante norteamericano tiene otra razón para ponerse al día.