Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WRC
Logo Icon

3 MIN

¿Cómo han envejecido nuestras sagas de videojuegos de carreras favoritas?

Es muy complicado que un videojuego, al igual que un buen vino o que el arte, envejezca bien. La llegada de nuevas tecnologías, tanto en el apartado gráfico, como en el de sonido y periféricos, hace que lo que se denomina como “experiencia” va evolucionando en consonancia con el paso de los años. Es por ello, que algunos títulos con los que hemos disfrutado en la década de los noventa, de esos mismos de los que guardaos tan bellos recuerdos de tardes con amigos, de piques insanos por ser el mejor de ese campeonato virtual… todos ellos, ya no se ven en la actualidad con el cariño con el que los recordamos.

Esto se puede ver especialmente en sagas veteranas como Gran Turismo o Need for Speed. Más allá de los muchos cambios de filosofía de esta última, ambas han resistido a la implacable industria de los videojuegos durante décadas, dándole a los jugadores alguno de los títulos más exitosos de la historia de los videojuegos, auténticos superventas en un género que no acostumbra a ser el más popular, pero del que han salido auténticas obras maestras como los Underground o Gran Turismo 2.

Este año tenemos la curiosidad de que todas estas sagas de conducción estrenan nuevo videojuego. En el caso de Gran Turismo Sport, se renuncia al arcade y se busca una nueva era dentro de los eSports gracias a su colaboración con la FIA en esta nueva GT Academy hecha videojuego. Need for Speed regresa a la aventura de conducción, dejando algo de lado las carreras nocturnas mostradas en el título de 2015. Ya con el DiRT 4 hace semanas en las manos, nos encontramos con un juego que no ha evolucionado nada respecto al DiRT Rally, pero que ha aportado pequeños detalles que marcaron otros títulos como el WRC Evolve o el Richard Burns Rally, tales como la posibilidad de encontrarte en los tramos a otros participantes accidentados o el no ser invencible una vez cruzada el cartel de meta, obligándonos a reducir la marcha hasta llegar al control stop.

En cuanto a los títulos oficiales del WRC y de la Fórmula 1, muchas han sido las desarrolladoras encargadas durante la última década de hacer un título divertido y realista aprovechando las licencias oficiales. Muy pocas han sido las que lo han conseguido. Especialmente doloroso es ver cómo la saga del Mundial de Rallyes ha evolucionado tan poco durante los últimos 15 años, no terminando de captar la esencia de la disciplina. Esperemos que Kylotonn termine por dar con la tecla. ¿Y vosotros qué opináis? ¿Han envejecido bien vuestros juegos de conducción preferidos?

World Rally Championship (2002 - 2017)

Need For Speed (NFS 1 1994 - NFS Payback 2017)

Gran Turismo (1997 - 2017)

Colin McRae Rally/DiRT (1998 - 2017)

Formula 1 (1991 - 2017)

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable