CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Cuando haces tan bien tu trabajo que pareces un tramposo: el curioso caso de Land Motorsport en Daytona

Eloy Entrambasaguas | 4 Feb 2018
Audi Land Daytona 2018
Audi Land Daytona 2018

Durante la pasada edición de las 24 Horas de Daytona la categoría GTD acabó quedando determinada por una decisión de los comisarios de la IMSA. Land Motorsport, equipo que dominaba la prueba, recibió cinco minutos de sanción por supuestamente no respetar la Balance of Performance establecida por el campeonato. Particularmente en lo que respecta al tamaño de las mangueras de repostaje, dado que sus paradas en boxes eran sospechosamente rápidas. Sin embargo Marshall Pruett en RACER ha desmontado una sanción tan injusta como fascinante.

Antes de adentrarnos en los pormenores explicados por la web estadounidense hay que explicar que ya en Europa, en Blancpain GT Series, varios equipos anduvieron investigando cómo podían ganar tiempo en boxes. En una categoría GT3 donde las prestaciones vuelta a vuelta son igualadas artificialmente mediante BOP, recuperar segundos al parar podía ser vital y hemos visto a equipos como WRT lucirse en este aspecto pese a que Stéphane Ratel quiso cortar por lo sano tras oir algunas historias alucinantes sobre mangueras especiales o estudios de CFD... ¿Solución? Un tiempo mínimo.

En Estados Unidos no es así y aunque IMSA establece un tiempo de referencia de unos 40 segundos por parada de cara a equilibrar prestaciones (de ahí que la Balance of Performance incluya cambios en el flujo de combustible permitido), no es ley. Y cuando vieron que el Audi #29 de Land Motorsport se situaba líder con una vuelta de ventaja tras apenas cuatro horas, bajando sistemáticamente los cuarenta segundos parada tras parada, sospecharon y le endosaron los cinco minutos de sanción. A fin de cuentas el reglamento IMSA se inspira de la NASCAR y ahí los organizadores siempre tienen la última palabra.

Lo alucinante de este tema es que como explica Marshall Pruett tanto el tanque de combustible del Audi R8 GT3 de Land Motorsport como el sistema de repostaje empleados eran totalmente legales. La diferencia con cualquier otro GT3, incluidos los otros Audi inscritos, hay que buscarla en un detalle fascinante: para cumplir con los cambios de Balance of Performance a nivel de capacidad del tanque de combustible los equipos meten en él pelotas de goma o bloques de plástico. Pues bien, Land Motorsport analizó qué disposición de estos objetos dentro del tanque favorecía un llenado más rápido del mismo. Y se la colaron a todo el mundo.

La "trampa" es tan maravillosa que si entendéis inglés sólo puedo recomendaros que leáis el artículo original de RACER para conocer todos los detalles al respecto.

Foto | Audi Sport