ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Difícil carrera sin recompensa para Fernando Alonso y Carlos Sainz en Abu Dhabi

Termina la temporada 2023 del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 y lo hace sin la esperada recompensa para los pilotos españoles, que se jugaban mucho en Abu Dhabi pero que no lograron sacar todo el provecho que deseaban de la última cita en el Yas Marina Circuit. Fernando Alonso fue séptimo en la última prueba del año y aunque aseguró el cuarto puesto en la general, no salvó a Aston Martin de ser superada por McLaren en la clasificación de constructores. Tampoco pudo hacer demasiado en ese sentido Carlos Sainz, que no logró puntuar, cayó al séptimo en la general y no consiguió ayudar a que Ferrari se llevara el subcampeonato, que cayó en manos de Mercedes.

Después de una jornada del viernes complicada para los pilotos españoles al perderse Fernando Alonso los primeros libres y Carlos Sainz los segundos al ceder el volante a Felipe Drugovich el primero y por problemas técnicos el segundo, la sesión clasificatoria del sábado se planteó como un importante desafío a superar para ambos. El asturiano consiguió salvar la jugada con un correcto séptimo puesto, mientras el madrileño caía en Q1 y quedaba relegado a la décimo sexta posición que le dejaba mal situado de cara a la última carrera del año. En cualquier caso, Yas Marina ofrece posibilidades de remontar, con lo que había esperanzas para ambos de acabar el año con buen sabor de boca.

De cara al inicio de carrera, Alonso optó por neumáticos medios como la gran mayoría de rivales, mientras Sainz elegía la opción alternativa al partir con gomas duras. Esto tenía que ayudar a que el de Ferrari alargara su primer ‘stint’. En los primeros instantes Alonso mantuvo la séptima posición, mientras Sainz subió dos posiciones, antes de un adelantamiento más durante el primer giro. A partir de entonces, el primer momento de tranquilidad de la prueba hasta la vuelta 13, cuando el Aston Martin número 14 pasó por boxes por primera vez, montando neumáticos duros para reemplazar los medios con los que había tomado la salida.

Después de las paradas, Alonso tenía que esperar a que los demás pilotos fueran ajustándose, lo que le llevaba a ser sexto una vez ordenada la carrera, antes de que Sergio Pérez le superara sin demasiadas dificultades. Para aquel entonces, Sainz había parado en boxes también en la vuelta 24, cayendo hasta la décimo sexta posición tras montar otro juego de gomas duras que garantizaba una segunda parada para el Ferrari número 55. Eso sí, su mejor ritmo le permitía empezar con un amago de remontada, aunque propiciada sobre todo por la diferencia de estrategia que sin embargo no acababa de situarle en una posición adecuada para meterse en los puntos.

De hecho, Sainz aún estaba obligado a realizar una parada de última hora que le mandó a la décimo octava posición. Falto de ritmo, el equipo intentó una estrategia completamente alternativa confiando en un coche de seguridad o un Virtual Safety Car que le habrían podido salvar, aunque finalmente no pudo ser. Sin puntos para él, Ferrari quedó a merced del asalto de Mercedes, que logró superar a los italianos en la pelea por el segundo puesto en la general de constructores a pesar de acabar Charles Leclerc segundo el GP. En la general, este mal resultado final dejó a Carlos Sainz en séptima posición en la general.

Por su parte, Fernando Alonso siguió empujando hasta la séptima posición en carrera, superando a Yuki Tsunoda en los últimos compases de la prueba. Esto le permitió mantener el cuarto en la general en el desempate con Leclerc, pero Aston Martin fue superada por McLaren en la general, con un quinto puesto en la clasificación de constructores. En cualquier caso, se trata del mejor resultado del bicampeón del mundo desde 2013, cuando lograba su último subcampeonato del mundo, y aunque replicar estos resultados en 2024 será complicado, la base de Aston Martin es lo suficientemente competitiva como para soñar .

Foto de Àlex Garcia

Àlex Garcia

Cargando...