Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros rallyes
Logo Icon

3 MIN

Duro aprendizaje para Fernando Alonso y Marc Coma en su debut en Rallyes Cross-Country

Nadie dijo que fuera a ser fácil y mucho menos cuando tienes que aprender todos los mecanismos de una especialidad nueva, atender las indicaciones de un copiloto también debutante y además amoldarte a una montura nueva a ritmo de competición. La decisión de Toyota GAZOO Racing de inscribir finalmente a Fernando Alonso y Marc Coma en la Lichtenburg 400 solo iba a añadir presión, aunque iba a permitir a la pareja española descubrir su ritmo en unas condiciones ‘normales’ a las de competición antes de que a principios de octubre veamos el primer test serio en el Rally de Marruecos.

Después de ser terceros en la etapa de clasificación la Toyota Hilux V8 4x4 comenzaba la jornada competitiva con la intención de sumar muchos kilómetros de pruebas y además compararse con la velocidad de sus dos compañeros dentro de la estructura sudafricana, habituales del SACCS. Dos pasadas por el recorrido de 187 kilómetros competitivos que han estado plagadas de sobresaltos, comenzando por un vuelco en la etapa matinal que dejaba seriamente arañada la pick-up y que además les obligaba a detenerse un poco más adelante para poder retirar el parabrisas dañado.

Más de 20 minutos cedidos con la cabeza de carrera pero la firme intención de seguir en carrera para seguir evolucionando en las muchas áreas en las que deberán trabajar ambos si quieren estar en el próximo Rally Dakar 2020 y ser además competitivos frente a los gallos de la especialidad. Hora de olvidarse de pelear por meterse entre los cinco primeros y buscar en su lugar sobrevivir hasta completar los más de 400 kilómetros que implicaba el recorrido entre cada una de sus etapas.

Los tiempos no estuvieron todo lo cerca de Henk Lategan (se convertía en campeón del SACCS consiguiendo el triunfo e incluso un podio) y Giniel de Villiers que a ellos les hubiera gustado, pero estaba claro que era difícil optar a más cuando hablamos del primer contacto con la competición off-road que tenía el ovetense con el exmotard de KTM como copiloto. La segunda pasada también tuvo cierto infortunio, cuando la Hilux V8 de Alonso y Coma arrollaba a una gallina de Guinea y destrozaba su segundo parabrisas del fin de semana. Un susto y cierto descontento al llegar a la asistencia por la desdicha sufrida durante este sábado que les había impedido aprovechar más esta prueba a modo de test. Al menos les sirvió para experimentar cosas nuevas:

https://twitter.com/alo_oficial/status/1172874291211309057

https://twitter.com/Sean_ParkerSA/status/1172789567314911232

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable