CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición

2 MIN

El Super GT adoptará la normativa Clase 1 hasta el 2023

Humberto Gutiérrez | 9 Dic 2020
super_gt_yuji_kunimoto_2020_20
super_gt_yuji_kunimoto_2020_20

Aunque el DTM haya claudicado en su intento de fusionarse con el Super GT a través de la normativa técnica Clase 1, desde la categoría japonesa han indicado que para el 2023 está prevista la introducción de nuevas regulaciones, en este caso todo apunta hacia una tecnología más ecológica. De allí que se esté analizando congelar el desarrollo de los actuales motores para mantener los costos bajo control. Nissan, Honda y Toyota habían acordado que cada cuatro años modificarían las reglas técnicas y puesto que la Clase 1 se introdujo este año, la lógica indica que el próximo ciclo iniciará en 2023.

Si bien desde Japón no existió un real interés de salvar al DTM cuando Audi anunció su salida, la adopción del motor turbo de cuatro cilindros, dos litros y aproximadamente 600 caballos de potencia máxima se hizo de igual manera, aunque se haya hecho imposible la coexistencia entre ambas categorías. De esta forma, los motores Clase 1 se van a mantener activos exclusivamente en Japón, situación que no deja de ser interesante, tomando en cuenta los planes que tiene Audi Sport con el motor que utilizaron en el DTM.

Masaaki Bandoh, director de la GT Association (GTA) de Japón, espera que partiendo de los motores Clase 1 se puedan utilizar combustibles que contengan elementos reciclados y a su vez alcanzar una drástica reducción de emisiones La inclinación hacia lo ecológico también involucra a los materiales con que se fabrican tanto coches como neumáticos. Se espera que toda esta nueva tecnología se aplique a partir de 2024.

Para la próxima temporada se esperan restricciones técnicas en las áreas de motores y aerodinámica, se congelarán algunos puntos en particular, pero todo dependerá de la opinión de los fabricantes, porque al estar la nueva normativa relativamente cerca no parece tener mucho sentido congelar desarrollo en el 2021 para desbloquearlo en el 2022 porque un nuevo reglamento será introducido en el 2023.

En palabras de Masaaki Bandoh:

Esperamos decidir lo concerniente a las regulaciones para la clase GT500 de 2024 para finales del próximo año. Todavía hay muchos detalles pendientes porque queremos asegurarnos de que los fabricantes de coches y neumáticos prueben juntos tanto como sea posible.

Vía | Motorsport Total