El World RX 2019 comienza con victoria de Kevin Hansen tras un fin de semana de locos

 |  @fernischumi  | 

Yas Marina debutaba en el Mundial de RallyCross con un trazado en el que se empleaba la parte más revirada del trazado emiratí, con una sección de tierra prácticamente inexistente, formada en este caso en su mayor parte por polvo y con un pequeño salto en el que terminaron las ilusiones de más de uno, incluyendo de Cyril Raymond, el cual tenía que abandonar en la última carrera de la segunda manga cuando los bajos del Renault Clio RX Supercar del GRK Academy golpeaban fuerte y provocaban daños graves.

Las carreras del viernes nos dejaban algunas imágenes interesantes, incluyendo el gran adelantamiento realizado por Anton Marklund para ponerse líder en su carrera de Q1, por el exterior, en la primera curva y sin posibilidad de que nadie le opusiera resistencia. La jornada estaría dominada en este caso por Timmy Hansen, mostrando que el Peugeot 208 WRX con especificaciones de 2017 estaba sobradamente listo para poner fin a la sequía sufrida por la firma del león desde el título de equipos conseguido en 2015.

Dos victorias de dos posibles para el mayor de los hermanos y la demostración de que en el equipo Cartel Monster Energy iba a ser Andreas Bakkerud el que llevara la voz cantante. Quizás lo más llamativo fue el final de la última carrera dentro de la segunda manga, cuando con el abandono de Raymond, De Ridder y Pal Try se quedaban solos en pista y en una carrera que estaba completamente dominada por el belga del equipo de Guerlain Chicherit, se equivocaban y pensaban que la carrera había finalizado una vuelta antes. Tras irse largo después de cruzar la línea de meta tal y como mandan los cánones para evitar colisiones por alcance, sería Try el que terminaría por imponerse después de que su spotter reaccionara más rápido y le comunicara al veterano piloto nórdico que todavía faltaba un giro.

Como suele ser habitual en las jornadas finales, el día comenzada accidentado, con Oliver Bennett volcando su MINI cuando era líder de la Race 1 en la Q3. El británico salía ileso del percance, pero dejaba en bandeja la victoria al piloto de la academia de Guerlain Chicherit, Guillaume De Ridder, el cual terminaba por detrás de Pal Try, pero se aprovechaba de que el noruego no había realizado el obligatorio paso por la Joker Lap. De esta forma se daba el pistoletazo de salida un día que se prometía caliente, especialmente después de que Timo Scheider tuviera que frenar a un excesivamente incisivo Liam Doran en la primera chicane del trazado para mantener el liderato de su carrera. El ex del DTM conseguiría tapar el Audi del británico, sin embargo, no podría con el ritmo de Timur Timerzyanov.

Sería en la última carrera de dicha manga donde veríamos el mayor de los accidentes cuando Andreas Bakkerud y Timmy Hansen colisionaban cuando el sueco regresaba de hacer su paso por la Joker Lap, impactando a gran velocidad entre ambos a falta de la última vuelta. El Audi S1 EKS RX 2018 del noruego se quedaba fuera de carrera, mientras que Timmy, con el lateral izquierdo muy golpeado, conseguiría recomponerse y finalizar la prueba en primera posición, resistiendo los coletazos finales de Niclas Grönholm.

En esta ocasión era Baby Blue el que entraba completamente colado, a una velocidad muy superior a la adecuada para entrar en la chicane sabiendo que todavía quedaba una vuelta. Posteriormente reconocía su error y se disculpaba con la familia Hansen y el propio Timmy mientras en su equipo se afanaban para tener lista su unidad de cara a la Q4. Los mecánicos del equipo EKS RX obraban parcialmente el milagro y el Audi del noruego aparecía en la parrilla en el últimos segundo, en este caso con uno de los mecánicos poniendo todavía cinta adhesiva en uno de los pasos de rueda delanteros. Cuando se apagaba el semáforo, el S1 Supercar se movía de forma quejicosa, con Andreas luchando para al menos completar la carrera y no sumar dos veces la puntuación mínima. Lograba terminar, aunque los daños se reproducían, llegando con la rueda delantera derecha de nuevo fuera de lugar.

Peor le iban las cosas a Timmy Hansen, el cual debía abandonar después de que la jaula de seguridad quedara seriamente dañada. Todo el peso caía en esos momentos en manos de su hermano, Kevin Hansen, persiguiendo en este caso la que sería finalmente su primer liderato en la clasificación intermedia en su carrera deportiva. Tras las cuatro mangas, el joven piloto sueco había logrado dos victorias y un segundo puesto, lo que le aupaba directamente a la primera línea de parrilla en la primera semifinal, mientras que su hermano quedaba irremediablemente fuera para el resto del día. Esta situación pasaría factura también a Bakkerud, el cual era castigado por los comisarios con la descalificación en Q3 y por tanto, quedándose fuera de las 12 primeras posiciones que daban derecho a entrar en 'semis'. Entraban por tanto de rebote tanto Cyril Raymond como Reinis Nitiss, cada uno en la última plaza de sus respectivas carreras.

No estaba su hermano, pero Kevin Hansen no quería dejar escapar la primera victoria de este nuevo World RX. El Campeón de Europa en 2016 ganó su semifinal de forma sencilla frente a Timo Scheider y Liam Doran, todos ellos todavía impresionados por el vuelo de Reinis Nitiss en la primera chicane, en un incidente similar al de Bennett, pero alcanzando mayor altura. El letón, junto a su compañero, Timur Timerzyanov, y Anton Marklund, muy entonado durante todo el fin de semana y que se quedaba a las puertas de la gran final. No sería el único piloto del GCK que caía en semifinales. Tanto Cyril Raymond como Guerlain Chicherit no podían superar el corte en la otra manga, con Niclas Grönholm anotándose la victoria y por tanto el derecho a partir desde la primera línea de parrilla junto a Kevin para la gran final. Krzistian Szabo y Janis Baumanis serían los otros dos clasificados.

Sin fabricantes en la gran final, y con solo la STARD de Janis Baumanis con el apoyo de Ford Performance, lo único claro que teníamos es que íbamos a ver a las primeras de cambio un ganador inédito en el World RX. Niclas Grönholm iba a ser el primer vencedor, aunque la decisión de los comisarios de sancionarle con tres segundos por darle un toque en la trasera del 208 WRX de Hansen se la arrebataba horas después, convirtiendo automáticamente a Kevin en el primer líder del Mundial. Niclas caía a la segunda posición, mientras que Liam Doran ocupaba el tercer escalón por delante de Scheider.

Lee a continuación: Cristina Gutiérrez última invitada en el espectáculo del World RX en el Circuit de Barcelona-Catalunya

  • Ferran Pistola

    Solo pude ver el Viernes la Q1 y Q2. Espero que no sea la tónica habitual del WRX este dominio de Peugeot. El circuito... malo.

  • Elias Escalada

    Un circuito sin tierra, dividido en asfalto y asfalto con una capita de arena... alguien que le avise a IMG que ir a adefesios así también es causante de la agonía del WRX.

  • Glemt

    Que circuito mas horrible... Para esto mataron al WRX??