Ford presenta el aspecto definitivo de su nuevo Mustang para el campeonato Supercars

 |  @fernischumi  | 

Ahora que ya es oficial la imagen del Ford Mustang para el campeonato australiano de Supercars, lo cierto es que no ha pasado a ser mucho menos polémica. El que es el primer coche de dos puertas adaptado a la nueva normativa de control de chasis de las series oceánicas fue presentado durante los últimos días con la que será su configuración final, incluido el desproporcionado alerón trasero que ya ha sido blanco de las críticas durante los primeros test que se realizaron todavía con la decoración de camuflaje.

Desarrollado por DJR Team Penske y en asociación de Ford Performance o Tickford Racing, la presentación de este modelo supone un paso más en el gran esfuerzo que está realizando la marca del ovalo para integrar en competición al que es el modelo estrella de su gama y piedra angular del proyecto de marketing en los próximos años. Recordemos que, en un futuro a medio plazo, Ford pretende reducir el número de plataformas que utilizará para sus vehículos de producción, también limitando la gama de vehículos presente en los concesionarios.

Es por ello que destaca la presencia del Ford Mustang en campeonatos clave y a la vez tan distintos como los GT4, NASCAR, NHRA, Supercars y el mundo del Drift. En cuanto a los colores de guerra, veremos cómo mejora el vehículo en las próximas fechas al verlo con las distintas decoraciones. Scott McLaughlin ya pudo ponerse al volante de la que será su nueva montura para 2019 durante apenas 60 kilómetros en Phillip Island, sin embargo, el vigente campeón lo hizo en una unidad blanca con el techo en rojo, a la espera en este caso de conocer la librea que le acompañará con los logotipos de Shell V-Power el próximo lunes.

Lee a continuación: Kelly Racing presentó sus colores para el Supercars

  • Elias Escalada

    Hoshible. Y no son pocos los aussies a los que les asquea que “eso” sea el relevo de un auto cuasi-sagrado de sus tierras como el Falcon.

  • angeluam

    No me gusta, parece un Mustang mal tuneado, no es espectacular como el Falcon, una lástima que Ford y GM decidieron matar a la industria australiana y ahora el Falcon, Fushion y Mondeo son el mismo auto