ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

5 MIN

El fuego devora los sueños de ser Campeón de Sébastien Loeb y altera el World RX

Fin de semana durísimo para el Campeonato del Mundo de RallyCross y más concretamente para el equipo Special One Racing, el mismo que aglutinaba la presencia de Guerlain Chicherit, su fundador, y la de Sébastien Loeb, de regreso esta temporada al World RX con el objetivo de solucionar esos ‘negocios pendientes’ que le quedaron de su anterior paso, el cual terminó de forma abrupta tras la decisión de Peugeot de no continuar involucrado al retrasarse también la adopción eléctrica.

El equipo llegaba al campeonato con muchas esperanzas, con una estructura en pleno crecimiento que ya había dejado buenas sensaciones en los primeros pasos dados a finales de 2022, fecha en la que debutó el Lancia Delta Evo-E en las series intercontinentales a manos del propio Chicherit. Ya este año, el golpe sobre la mesa llegaba de la mano de contratar a toda una leyenda del motorsport como era el caso de Loeb, arrastrando ese foco mediático que siempre acompaña al alsaciano en cada uno de sus proyectos.

Ya en Montalegre estuvieron muy cerca de dar la sorpresa y, aunque Johan Kristoffersson mantenía su nivel de rendimiento completamente arrollador, se planteaba el fin de semana en Lydden Hill como una oportunidad de conseguir la primera victoria para la estructura, aprovechando que la disciplina regresaba a sus orígenes. Sin embargo, un incendio el pasado viernes por la mañana trastocó todos los planes.

No tardó en verse los primeros vídeos en redes sociales en los que se podía apreciar la intensa columna de humo que se levantaba sobre el paddock del trazado británico. La carpa del equipo Special One había sido pasto de las llamas y en ella, los dos coches del equipo. Nada se pudo salvar de los Lancia Delta Evo-E, afortunadamente sin daños personales para ninguno de los integrantes de la estructura o del campeonato/circuito. La actividad del viernes quedaba totalmente paralizada a la espera de nuevo anuncio.

Ya a última hora de ese mismo día, el World RX anunciaba que los RX1e no saldrían a la pista el sábado a la espera de conocer los detalles de cómo se había producido dicho fuego en la asistencia del equipo, especialmente teniendo en cuenta la parte crítica que supone que todos los equipos utilizan el mismo kit de tren motriz eléctrico, por lo que se debían tomar todas las precauciones. Otras series nacionales e internacionales siguieron con su programa en la jornada de ayer, por lo que quedaba por saber si finalmente habría un cambio de formato para concentrar toda la acción del World RX ya en el domingo.

No será así. Los RX1e tampoco saldrán a rodar hoy sobre el asfalto y la tierra de Lydden Hill después de que la FIA compartiera a última hora de ayer sus indagaciones iniciales junto a los bomberos presentes, el suministrador de kits y los responsables del circuito. Al parecer, el foco del incendio se dio en una de las baterías de los dos coches, concretamente el que estaba situado en el área de recarga.

Aun así, también se podía leer que: “la investigación no ha avanzado lo suficiente como para determinar la causa raíz de la falla que provocó el incendio, ni la investigación podrá encontrar la causa raíz a tiempo para que el evento continúe con la garantía del nivel adecuado de seguridad para los espectadores, miembros del equipo y pilotos”. Otras series, incluida la clase también eléctrica RX2e, han seguido con su actividad sin mayor problema. La situación evidentemente recuerda en para a lo sucedido en 2019 en el Circuito de Jerez con aquel pavoroso incendio que devoró toda la parrilla de MotoE antes de su debut tras un cortocircuito.

Los que tendrán imposible seguir esta temporada serán precisamente los componentes de Special One Racing. La calcinación por completo de los dos Lancia Delta Evo-E RX1e los llevaba a anunciar que no competirán el resto de la campaña del World RX (Loeb era octavo de la general tras tres citas, Chicherit noveno), del que en estos momentos todavía quedan cuatro fechas, incluido el evento exótico en Hong Kong. El final del comunicado no deja de ser una muestra del dolor que ha supuesto para esta incipiente estructura que quería hacer cosas grandes: “Estamos orgullosos de la respuesta a nuestros dos magníficos Delta Evo-e RX, de los cuales todo lo que queda hoy son fotos y videos”.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Iván Fernández

Cargando...