Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

3 MIN

GPX Racing da a Porsche la victoria en unas 24 Horas de Spa 2019 pasadas por agua

Que llueva en las Ardenas no es algo que pueda pillar a nadie desprevenido. Que llueva con tal intensidad a finales de junio, hasta el punto de tener que neutralizar mediante bandera roja un cuarto de las 24 Horas de Spa, ya es más reseñable. Pero tuvimos carrera y en esas condiciones volvió a brillar un Porsche 911. Fue el de GPX Racing, inscrito ex profeso para la ocasión con tres pilotos oficiales de primer nivel como Kevin Estre, Michael Christensen y Richard Lietz.

Al margen de esa larga interrupción por lluvia torrencial durante la mañana del domingo la cita estrella del Intercontinental GT Challenge y las Blancpain GT Series no defraudó, contando con múltiples candidatos al triunfo final desde su inicio hasta la bandera a cuadros por mucho que Porsche aprovechara al máximo unas condiciones que le venían como anillo al dedo a sus 911.

Así, la lucha por la victoria terminó estando entre el mencionado Porsche #20 de GPX, el Mercedes #4 de Black Falcon ya autor de la pole y líder de los primeros compases de la prueba y el mejor de los Audi de WRT, el #1. Pero GPX se mostró imbatible, logrando imponerse tras superar una sanción por exceso de personal en una parada y dejar Kevin Estre un relevo con slicks bajo la lluvia para el recuerdo que terminó siendo clave en el devenir de la prueba al forzar también el error del #1.

La superioridad de Porsche quedó plasmada ya no sólo por el triunfo final sino porque la mitad del 'top ten' estuvo compuesto por sus coches, alcanzando el #998 de Rowe Racing (Makowiecki/Pilet/Tandy) el segundo puesto al superar en los compases finales al Mercedes #4 de Black Falcon (Engel/Buurman/Stolz). El mejor de los Audi, el #25 de Saintéloc, debió conformarse con quedarse a las puertas del podio, mientras que Honda cazó con su NSX un meritorio sexto puesto final.

No será una edición para el recuerdo de los aficionados españoles, pues a pesar de contar con numerosas bazas ninguno de nuestros pilotos logró un resultado acorde con sus expectativas. Quien más cerca lo tuvo fue Miguel Molina, cuyo Ferrari #72 de SMP estuvo en la pomada hasta que Mikhail Aleshin se metió en líos y acabó abandonando. Igualmente un toque retrasó al Audi #2 de Alex Riberas, quien con vuelta perdida ya no pudo pasar del 25º puesto final. Y Bentley estuvo lejos del ritmo de cabeza durante toda la prueba, haciendo vanos los esfuerzos de Andy Soucek y Lucas Ordóñez junto a Pipo Derani con el #110.

En Silver Cup Iván Pareras llegó a ver líder a su Audi #5, pero un accidente nocturno dejó fuera de carrera al coche de Phoenix Racing. Los vencedores en esta categoría fueron Pull, Witt, y Mitchell con un Lamborghini de Barwell Motorsport que acabó 15º absoluto. Entre los Pro-Am la victoria se fue a manos de TF Sport y su Aston Martin omaní. Y en Am Cup, donde contábamos con la presencia de Toni Forné y Fernando Navarrete, el primero de ellos logró subir al tercer escalón del podio con un Lamborghini de Raton Racing by Target, siendo la victoria para Rinaldi (Hook/Mattschull/Lauck/Still) mientras que el madrileño abandonó.

Foto | Blancpain GT Series

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable