Gran Premio de España 1996: Michael Schumacher danza bajo la lluvia

 |  @alexgarciagv27  | 

A lo largo de su historia, el Gran Premio de España ha vivido todo tipo de carreras, muchas de ellas excelentes y otras históricas. Los circuitos de Pedralbes, Jarama, Montjuïc, Jerez y Barcelona han sido todos ellos excelentes escenarios para que los aficionados de todo el mundo disfruten con la competición. Una de las mejores carreras vistas jamás en España fue en 1996, cuando Michael Schumacher dio toda una lección de pilotaje con un coche muy inferior a los Williams de Damon Hill y Jacques Villeneuve e incluso por debajo de los Benetton de Jean Alesi y Gerhard Berger. El piloto de Ferrari se aprovechó de la lluvia para mostrar su talento y logró así su primera victoria con Ferrari.

Cuando la Fórmula 1 llegó a Montmeló para el Gran Premio de España de 1996, Williams había demostrado tener el campeonato muy de cara. A diferencia de la mayoría de los demás equipos, el equipo británico había encontrado la manera de tener un coche que cumpliera con la normativa de las protecciones del lado de la cabeza del piloto sin perjudicar a la aerodinámica del monoplaza. Ni Ferrari ni Benetton o McLaren lo habían logrado, con lo que Damon Hill y Jacques Villeneuve se encontraban con un FW18 especialmente competitivo. Llegados a Barcelona para la sexta carrera del año, sólo Ligier había interrumpido el dominio de Williams en una extraña carrera.

Con un Hill con 43 puntos y un Villeneuve con 22 por los 16 de Schumacher, las expectativas en el Gran Premio de España eran las de ver a los dos compañeros de equipo repartirse el protagonismo. Tanto fue así que los dos Williams ocuparon la primera fila de la parrilla de salida con Schumacher tercero a medio segundo de Villeneuve y nueve décimas de Hill. Alesi y Berger seguían justo por detrás, mientras Eddie Irvine cerraba el top 6. Los tres monoplazas más competitivos ocupaban las tres primeras filas de parrilla y si la carrera era en seco, entre ellos debería estar la pelea. Pero la historia es caprichosa y el domingo se levantó con un diluvio espectacular.

La salida fue caótica, comenzando con los problemas que dejaron a Mika Salo parado en la vuelta de formación, lo que le llevó a cambiar de coche de inmediato, hecho que le costó la descalificación ya que no estaba permitido hacerlo tras haberse puesto los coches en marcha. En la propia arrancada, varios incidentes terminaron las retiradas de David Coulthard, Pedro Lamy, Ricardo Rosset, Giancarlo Fisichella y Olivier Panis, mientras que Eddie Irvine sufrió una salida de pista que le dejó fuera de carrera. La mejor arrancada fue de Villeneuve, que se situó en primera posición por delante de Alesi y Hill y Berger.

Era un inicio fantástico para los motores Renault con sus cuatro coches en las cuatro primeras posiciones, justo por delante de un Michael Schumacher que había caído hasta ser sexto antes de adelantar a Rubens Barrichello. Pero las cosas comenzaron a cambiar con un error de Hill que le hizo volver a pista tras su némesis. Fue sólo el primero de los sustos del británico, que en la vuelta diez acabó golpeando el muro interior de la recta de meta tras perder el control de su monoplaza. Por aquel entonces Schumacher había ya logrado dar cuenta de Berger, Alesi y Villeneuve en ese orden, tomando el liderato de la prueba y escapándose.

De hecho, Schumacher era capaz de rodar unos tres segundos más rápido por vuelta que los demás pilotos en ese punto de la carrera. Mientras tanto, también Ukyo Katayama quedaba fuera de la misma por problemas eléctricos, con Martin Brundle y Johnny Herbert completando un mal día para los británicos al retirarse por problemas en el diferencial y una salida de pista respectivamente. Tras las paradas a boxes, Alesi se encontró en segundo puesto y Villeneuve cuarto aunque logró quitarse de encima a un Barrichello que había sacado partido de su estrategia. Desafortunadamente, no llegó a ver la bandera de cuadros.

El piloto brasileño sufrió también una rotura de diferencial, una vuelta después de que Berger sufriera una salida de pista y se sumara al a extensa lista de víctimas del Gran Premio de España de 1996. Con siete pilotos en pista, las posiciones estaban suficientemente definidas pero el error de un Jos Verstappen que era quinto acabó de sentenciarlo todo. El hombre de Arrows sufrió una salida de pista y perdió una oportunidad vital para su escuadra, quedando sólo seis coches en competición. Por delante, Schumacher seguía mandando con autoridad, cada vez más lejos de los demás piloto. Tan extremo era su ritmo que la segunda mejor vuelta rápida de la carrera, obra de Barrichello, estuvo a dos segundos del mejor giro de Schumacher.

Con pocas vueltas para el final y unas condiciones de pista atroces, los últimos seis pilotos no arriesgaron en exceso, sabiendo que tenían puntos asegurados y cualquier heroicidad podía dejarles sin recompensa. De esta forma, Michael Schumacher cruzó la línea de meta en primera posición y se llevó su primera victoria con Ferrari. Tras él, Jean Alesi y Jacques Villeneuve completaron el podio, curiosamente todos ellos guardando alguna relación con Ferrari, siendo Alesi su antiguo piloto y Villeneuve hijo de otro antiguo piloto de la marca. Heinz-Harald Frentzen fue cuarto y la zona de puntos la completaron Mika Häkkinen y Pedro Díniz.

El resultado hizo que Schumacher lograra empatar con Villeneuve en la general a 26 puntos, lo que hacía pensar en una posible lucha por el título por parte del equipo de Maranello, contando con que había diez carreras aún por disputarse. Fue un mero espejismo ya que el F310 y su versión B no llegaron nunca a estar a la altura del FW18 y el ya probado motor Renault V10, muy superior al primer V10 de Ferrari. Pero en cualquier caso ese día se recordará por ser la primera vez que los himnos alemán e italiano se escucharon en honor a la asociación Schumacher-Ferrari que tantas alegrías les dio a los tifosi.

Lee a continuación: Previo del GP de España 2017: regreso a terreno conocido

  • Kmp787

    Una de las victorias más épicas de Schumi. En algunos sectores, y especialmente en España, ha habido cierta manía de juzgar la carrera de Schumacher centrándose sólo en sus cinco títulos consecutivos, cuando en realidad antes de todo eso se produjeron enormes exhibiciones de talento: su 7º puesto con el Jordan en la crono en su debut en Spa, su brutal victoria en el 95 en el mismo escenario tras salir 16º y aguantar a Hill con su Williams detrás con neumáticos de secosobren una pista bastante mojada, esta victoria de Montmeló 96 con un Ferrari poco competitivo, su brutal temporada 97 en general, luchando a brazo partido con los todopoderosos Williams (pena de borrón final)...

    Todo eso tiene más valor, desde el punto de vista del pilotaje, que sus cinco mundiales con Ferrari. Y aún así, para llegar a tal nivel de dictadura hay que ser un piloto increíblemente bueno y también regular; también es meritorio. De Hamilton, por ejemplo, no podemos decir esto último, ya que el dominio de Mercedes fue por lo menos igual de avasallador que el de Ferrari en aquellos años, y debido a sus desconexiones en ciertos momentos de la temporada no pudo arrasar. Quizás en 2015, pero aún así tuvo sus bajonazos. Y vale que Rosberg no era ningún manco y le podía dar cierta batalla, pero un piloto tan talentoso como Lewis debió mostrar esa constancia durante los tres años de dictadura de la estrella.

    • Jacobo87

      Sus primeras temporadas en la Scuderia son para enmarcar. En esa temporada 1996, el coche era un hierro como dice Álex; y el káiser se las arregló para ganar 3 carreras. Dice la leyenda que ese mismo año Ferrari presentó el 550 Maranello y Michael quedó prendado al verlo. Montezemolo le prometió uno si lograba enlazar 2 victorias seguidas. Schumi ganó en Bélgica e Italia y Luca tuvo que cumplir.

      • Kmp787

        Me suena la historia, Montezemolo sabía motivar a los suyos a base de regalos suculentos.
        En cuanto a sus temporadas en la Ferrari pre-títulos, es una pena que en el imaginario de la gente exista la idea de que sus títulos fueron "fáciles" porque se paseaba, e ignoran el trabajo y la paciencia que tuvo Schumacher antes de la gloria. Porque aquellas temporadas, con un material aún deficiente, sacó lo que ningún otro piloto hubiera sacado.

        • Jacobo87

          Y no solo compitiendo contra Hill y Villeneuve; sino también contra Hakkinen. Curiosamente todos con coches de Newey y sin tener que remarcarlo continuamente en los medios. Lo que le vimos aquellos años duros, no lo olvidaremos fácilmente.

          Saludos!

        • ikki Power

          La paciencia de montar un equipo a su alrededor, hacer piña, tragar con los malos momentos y esperar cinco años en ganar un título que se le había resistido de forma cruel en algunas ocasiones. Ahí es donde demostró que estaba a otro nivel, no únicamente en pilotaje sino en visión de como hacer las cosas.
          Los dos primeros años en la scudería es lo mejor de su carrera, irónicamente nadie se acuerda ya de eso.

          PD. ¿Que año fue la carrera de Mónaco ¿1997? que acabaron muy pocos coches (El kaiser casi se estampa en la penúltima curva) y donde Rubinho destaco al ser uno de los supervivientes ?

          Pd2. El ferrarri de 1999 ya era un coche campeón, pero su lesión le impidió luchar el mundial que casi se lleva Irvine...

          • Jacobo87

            Efectivamente, Mónaco 1997. Esa fue otra exhibición del Káiser bajo la lluvia. Con Barrichello segundo, en un flojo Stewart con el que solo puntuó esa vez en toda la temporada. Curiosamente es su mejor resultado con esta escudería, a pesar de que el coche de 1999 era muchísimo mejor.

            Respecto al mundial del 99, sí es muy probable que Schumi se lo hubiera llevado de calle. Yo sigo viendo al McLaren de ese año por encima de Ferrari, pero por algún motivo los de Woking y Hakkinen se dispararon al pie muchas veces ese año, dándole alas a Irvine.

          • ikki Power

            Y si recuerdas, primera carrera ¿Malasia? después de su lesión y la ganó,bueno no la ganó porque dejó pasar a Irvine que se jugaba el mundial, xo fue volver él y otra vez por encima de su compañero en rendimiento.

          • Jacobo87

            Sí, sí. Malasia, debut de Sepang y penúltima carrera del mundial. Aquel día los Ferrari fueron excluidos y luego readmitidos por una pequeña irregularidad en los deflectores laterales.

            Al término de la carrera, Irvine dijo que Schumi no solo era el mejor primer piloto, si no también mejor segundo piloto.

            Saludos!

    • Yo creo que lo que ha habido en España, más que manía, ha sido ignorancia. Para el 90% de la "afición" la F1 empezó en 2003-2004 y veían a un señor con un coche de otra categoría que ganaba todo con el brazo en la ventanilla. Así que "sus 7 títulos no valen nada porque siempre tuvo el mejor coche". La de veces que habré oído eso...

      • ikki Power

        Pues como todos. Schumacher ganó porque tenía el mejor coche, Senna ganó porque tenía el mejor coche, Alonso ganó porque tenía el mejor coche, Vettel y Hamilton igual.
        Desde que veo la f-1 ha habído muy pocas temporadas con dos escuderías igualadas codo a codo como por ejemplo el 2007 (y aún así, el Mclaren era superior al Ferrari y solo los problemas internos les evito el título)

        • Totalmente. Para encontrar a un ganador con un coche objetivamente inferior probablemente haya que irse hasta el título de Prost en el 86. Con mi comentario me refería a que por ignorancia muchos piensan que la trayectoria de Schumacher en Ferrari fue un camino de rosas, y que se encontró de buenas a primeras con coches arrolladores. También un poco por aquello de que Ferrari evoca a gloria y triunfos, cuando al echar un vistazo a los fríos números la Scuderia tradicionalmente ha sido más perdedora que ganadora.

  • Mis dos primeros recuerdos de F1 van teñidos de rojo: el primero, la única victoria de Alesi en Canadá; el segundo, la exhibición de Schumi bajo el diluvio universal.

    Los 5 títulos son el premio a un ambicioso proyecto en el que muy pocos creían cuando empezó, pero, como decís, esos primeros años de Michael en Maranello con material poco puntero fueron la mejor demostración de su talento puro, sin filtros. No nos cansamos de alabar el rendimiento del alemán con los F310, F310B y F300, pero me gustaría destacar su papel en la difícil temporada 2005.

    A sus 36 años, con un reglamento elaborado específicamente para que Ferrari dejara de ganar y sin nada que demostrar tras la racha más triunfal de la historia, volvió a regalarnos actuaciones tan meritorias como las de 10 años antes.

    • Jacobo87

      Aún vi el otro día San Marino 2005. Lo que hace saliendo 13 con aquel coche y sin Safety car o lluvia durante la carrera es para quitarse el sombrero. Te hace cuestionarte si ese tío en su 15 temporada de F1 es humano... O su retirada en Brasil 2006. Posiblemente la demostración de talento puro menos visible en cuanto a posición final que recuerdo.

      P.D: Mi prime recuerdo plenamente consciente de la F1 es el 1 de mayo de 1994, y desde ahí enganchado hasta hoy.

      • Enrique Carballo

        Oh San Marino 2005, lo recuerdo muy bien, aun recuerdo los corajes que agarré por culpa de Lobato y Serrano que intentaban minimizar la carrera del alemán alegando que fue por los grandes problemas de Alonso que logró llegar hasta ahí, como siempre, si ganaba Alonso era por su talento, si ganaban los demás era por problemas mecánicos, y aunque si tuvo problemas el español, pues no era para subestimar la carrera de Michael

  • Chaman

    Para mí es la "carrera", nunca he sido de Schumi, pero esa carrera me hizo disfrutar como un enano y deseaba una victoria de la escuderia y un titulo para ellos como el que más, aun siendo "Pro Williams".

    Después de esa carrera cualquier cosa que hiciera Schumi ya la veía normal...para mí este fue el punto de inflexión y la cumbre, por que demostrar algo más de lo que demostró en esta carrera se me antojaba sumamente complicado.

    Luego ya vinieron los finales de temporada contra Hill y Ville...y le puse una cruz, aunque se la medio quite después del accidente de Silverstone, pero bueno...percepciones personales.

    • Jacobo87

      Yo era bastante pequeño, pero viví algo parecido. Mi padre era de Schumi y yo salí respondón y era de Williams. Le achacaba al Káiser el final de temporada con Hill en 1994 y el de 1997 también después. Con la perspectiva de los años siguientes comprendí que aquel tipo era de los que surgen una vez cada muchísimos años y su grandeza iba mucho más allá de esas cuestionables maniobras.

      • ikki Power

        en Mónaco 1997? Creo que era, tampoco se quedó manco, con un diluvio que hizo que no terminara casi nadie en pista.