Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WRC
Logo Icon

3 MIN

Hayden Paddon vuelve a ver sus opciones de regresar al WRC aplazadas

El parón de la competición producirá muchos cambios de planes en los próximos meses. La variación continua de fechas y calendarios llevará a que más de uno tenga que cambiar sus programas, e incluso la incertidumbre que supone lo que puede ser una nueva crisis económica mundial, llevará a que haya proyectos que irremediablemente se caigan. Mientras que en las IndyCar Series es Scott McLaughlin el que se ha quedado sin debut en competición en lo que parecía que iba a ser el inicio de su carrera en monoplazas dentro de las fronteras de Estados Unidos. Otro de los grandes damnificados parece haber sido precisamente Hayden Paddon, el cual dice adiós por tercera ocasión consecutiva a su regreso al volante de un World Rally Car.

El neozelandés ha sufrido durante el último año una serie de catastróficas desdichas que han ido tirando por tierra todas y cada una de sus opciones de volver a la categoría reina, después especialmente de su accidente en los test previos al Rally de Finlandia que dejó destrozada por completo la unidad del Ford Fiesta WRC que iba a emplear, así como la cancelación posteriormente del Rally de Australia, prueba en la que había depositado gran parte de sus esperanzas de poder lograr un buen resultado y convencer a alguno de los equipos oficiales.

Dos intentos que no llegaron a fructifica, haciéndole perder al kiwi cientos de miles de euros. Ya en 2020, Hayden Paddon se centraba en sus principales proyectos con Hyundai Nueva Zelanda, planteándose participar en pruebas del APRC, el desarrollo de un coche de rallyes completamente eléctrico con la silueta del Hyundai Kona y reunir el presupuesto para estar presente en el regreso de la prueba oceánica al calendario del WRC. Incluso había puesto a la venta el Hyundai i30 N TCR que había adquirido el año pasado para alquilar y mejorar de paso sus sensaciones sobre asfalto.

Sin embargo, detrás de las escenas estaba trabajando en la posibilidad de sentarse en un i20 Coupé WRC en otras citas del Mundial, aprovechando que Pierre-Louis Loubet ya había confirmado su presencia en un programa parcial con el apoyo de la FFSA y siendo el preparador 2C el encargado de llevar el mantenimiento de su coche. Paddon estaba muy cerca de anunciar su propio programa de cuatro rallyes, incluido Nueva Zelanda, algo que ahora queda en un segundo plano tal y como ha apuntado el propio piloto en declaraciones a DirtFish.

Parece que ahora todo está en segundo plano. Habíamos llegado a la etapa de contrato, pero el virus ha pagado las cosas por ahora. No quiero regalar muchos de los planes, pero la idea era que construyéramos una salida en el Rally de Nueva Zelanda. Tendremos que ver qué pasa ahora. Así es la vida. Esta es la forma en que los rally pueden ser a veces. Esperemos y veamos qué pasa. Obviamente, hay preocupaciones más amplias en este momento y hay bastante incertidumbre en todo el mundo.

Vía | DirtFish

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable