CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

4 MIN

Honda se tomó las 500 Millas de Indianápolis como algo personal

Humberto Gutiérrez | 25 Ago 2020
hpd_indycar_500_millas_indianapolis_2020_20
hpd_indycar_500_millas_indianapolis_2020_20

La demostración de los motores Honda en la reciente edición de las 500 Millas de Indianápolis resultó más que sorprendente, tomando en cuenta que la actual configuración acumula nueve años desde su introducción y se pensaba que no había manera de extraer un mayor rendimiento sin comprometer la fiabilidad y el consumo de combustible, pero Honda Performance Development entregó un lote de motores que llevó a sus equipos a encabezar nueve de diez sesiones, alcanzar la pole position, calificar a ocho pilotos en el Fast Nine, culminar la carrera en los cuatro primeros lugares y tener a ocho representantes entre los diez mejores. Un total arrase.

Los primeros sorprendidos fueron Chevy Racing e Ilmor Engineering porque en teoría tanto Chevrolet como Honda han debido llegar a Indianápolis con un rendimiento muy similar, tal como se había observado en lo que va de la temporada IndyCar, incluso con Team Penske siendo uno de los favoritos para ganar, pero nada de eso ocurrió, Honda Performance Development se había reservado la mejor versión de su motor para la cita y los resultados concedieron la razón a Ted Klaus, presidente de HPD, quien prometió a Honda en el 2019, cuando asumió el cargo, que honrarían el nombre y la tecnología del fabricante japonés en cada categoría donde participan.

El hecho de que Takuma Sato y Graham Rahal, de Rahal Letterman Lanigan Racing, Scott Dixon, de Chip Ganassi Racing y Santino Ferrucci, de Dale Coyne Racing, hayan ingresado a la última etapa de la carrera con opciones de ganar confirmó el trabajo que HPD realizó para con todos sus socios, es decir que no existió preferencias a la hora de conceder los avances de la mecánica. Explicó Klaus que durante todo un mes estuvieron ajustando y coordinando el trabajo, personal de HPD y de los equipos, para garantizar que todos dispusieran del mismo material, solo así se puede explicar el destacado desempeño de Ferrucci, quien sorprendió al finalizar en el cuarto lugar.

Klaus quería asegurarse que lo sucedido el año pasado, cuando Simon Pagenaud pudo contener a Alexander Rossi, no se repitiera. Confesó que esa derrota les dolió mucho, de allí que desde ese mismo instante sellaron un compromiso para regresar y no tener contemplaciones con nadie. Se dieron cuenta de que todavía tenían mucho trabajo por hacer para vencer sin objeciones a Chevrolet, y lo lograron. Admite que fue difícil el camino para sobrepasar los límites de la mecánica, pero más complicado será mantener esa hambre de gloria para la próxima edición de la carrera y más aún cuando se modifique el reglamento de los motores.

Agradeció públicamente el desempeño de David Salters, director técnico de HPD, quien tras largas horas de pruebas en el simulador y mediante un enfoque colectivo pudo obtener una ventaja. La parte del personal resultó muy importante porque cada equipo socio de Honda se involucró con HPD en el desarrollo del motor, así que la información no provenía exclusivamente de un equipo privilegiado sino que todos colaboraron para hacer realidad la demostración del pasado domingo.

En palabras de Ted Klaus:

Espero que la carrera haya sido tan buena para los seguidores de la IndyCar como lo fue para todos nosotros, porque nos fuimos de aquí el año pasado con mucho trabajo por hacer. Esta es definitivamente una victoria colectiva de todos los que están con HPD. He dicho que la potencia de HPD y la potencia de Honda es tan buena como la potencia de todos nuestros equipos. Estoy muy orgulloso, HPD se formó hace 25 años y prometimos honrar a Honda y la única forma de hacer eso es con este tipo de demostraciones.

Vía | Honda Performance Development