Hyundai Motorsport se corona por primera vez Campeona del Mundo de Rallyes

 |  @fernischumi  | 

Llego de la forma más imprevisible. Hyundai Motorsport se coronaba esta madrugada por primera vez Campeón del Mundo de fabricantes después del anuncio de la cancelación del Rally de Australia 2019. Los 18 puntos que ostentaba de ventaja sobre Toyota GAZOO Racing tras la cita española le han permitido a la firma surcoreana estrenar su palmarés intercontinental tras un lustro empujando al máximo por lograrlo.

Fue en 2014 cuando Hyundai Motorsport decidió regresar al Campeonato Intercontinental, sabedor en este caso de que habían quedado numerosos “unfinished businnes” de su anterior etapa. Su vuelta se producía con una estrategia completamente distinta por parte de un fabricante ‘europeizado’ deseando mostrar al mundo que sus productos gozaban de la calidad y la pasión que deseaban y que además podían ser perfectamente exitosos dentro del Motorsport.

Cinco años después lo lograron, con una imagen mucho más sólida que la presentada en aquel Rallye de Monte-Carlo de 2014. Hasta 11 victorias conseguidas durante las últimas tres temporadas por parte del Hyundai i20 WRC Coupé, diez para Thierry Neuville y la conseguida por Dani Sordo en el pasado Rally de Cerdeña. El círculo se había cerrado después de un esfuerzo presupuestario y humano mayúsculo en estas seis temporadas que les llevó incluso a desarrollar un vehículo completamente nuevo para disputar únicamente una campaña, la de 2016.

El piloto belga se quedó a las puertas de pelear hasta el final por el título Mundial de pilotos, aunque sus tres victorias y la de Dani contribuyeron a este título de marcas en el que fue el propio Sordo uno de los que más peso específico tuvo junto al belga. El cántabro ha acumulado hasta 88 puntos para el apartado de fabricantes en ocho rallyes por los 86 conseguidos por Andreas Mikkelsen en 10 pruebas. El peor perjudicado en la estadística ha sido Sébastien Loeb, el cual solo ha contribuido con 25 puntos en seis rallyes.

Sea como fuere, Hyundai logra uno de sus principales objetivos desde que inició el proyecto, precisamente en uno año de cambio después de que Michel Nandan fuera sustituido en su cargo por Andrea Adamo, el cual llegaba con unos credenciales impolutos después de haber conseguido el éxito en el WTCR junto a su compatriota, Gabriele Tarquini. 151 rallyes disputados, 14 victorias, 56 podios y más de 330 scratchs, ahora es el turno de asaltar el título de pilotos. Lo hará en 2020 con el coche Campeón del Mundo y con el dorsal #1 estampado en la puerta del i20 WRC Coupé que empleará Ott Tänak.

Los inicios fueron oscuros para Hyundai:

En septiembre de 1999, Hyundai presentaba su primer World Rally Car, el Accent. Era el momento de dar un paso adelante respecto al Hyundai Coupé Kit Car con el que habían competido las dos últimas temporadas. Fueron apenas cuatro años con un preparador detrás del proyecto como Motor Sport Developments, fundada en 1987 por David Whithead.  En septiembre de 2003, la estructura confirmaba que echaba el cierre con un contundente comunicado en el que responsabilizaba a MSD de todos los fracasos durante esos años. Se prometía regresar en 2006 con un proyecto que finalmente no se llevaría a cabo

Retirarse es una decisión dolorosa, pero también es admitir la realidad de que un descanso es absolutamente obligatorio para que podamos reorganizar y repensar todo nuestro enfoque del automovilismo. Pero volveremos en 2006 en forma de lucha con un motor y un automóvil completamente nuevos para montar un desafío más creíble para luchar por la corona del WRC.

Los resultados distaron de ser adecuados. Hyundai conseguía dos cuartos puestos como mejores resultados, uno logrado por Kenneth Eriksson en Australia 2000 y el otro por Alister McRae en el RAC de 2001. La llegada de la Evo3 del Accent en 2002 no tuvo prácticamente incidencia, algo que sumado a la limitación de test y de presupuesto llevó finalmente a que hombres fuertes como Graham Moore, ingeniero jefe de MSD, tomara la decisión de abandonar la estructura en agosto de 2003 en la antesala de lo que sería el cierre definitivo del programa a pesar de que había un año más de contrato. Esa experiencia les permitió regresar con otra mentalidad, una realmente ganadora.

Lee a continuación: El Rallye de Japón nos deja entrever cómo serán sus tramos de asfalto para 2020

  • Txesz

    Creo que ni siquiera el equipo estará del todo a gusto con esta forma de ganar el título, pero no se puede negar que han peleado mucho por él.

    Un trofeo totalmente merecido y que, ojalá, les sirva para seguir varias temporadas más en la categoría.

  • XQV

    Gran temporada de Hyundai con merecido título. El año que viene, con 3 de los 4 mejores (Tännak, Neuvile y Sordo), podría haber doblete. Acertada decisión la de no ser un posible obstáculo para las autoridades contraincendios australianas.

  • Glemt

    Sin duda merecían un final mejor, pero nadie quitarles meritos al respecto. Merecidos campeones, y que sea un impulso a que sigan compitiendo muchos años mas