CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

La FIA dio a conocer las bases para construir los motores del 2021

Humberto Gutiérrez | 31 Oct 2017
Valtteri_Bottas_USA_17_17
Valtteri_Bottas_USA_17_17

La FIA ha informado las bases que sentarán las reglas técnicas en cuanto a los motores que se utilizarán en la temporada 2021. El nuevo motor será un V6 turbo híbrido con la salvedad de que se aumentará el nivel de giro a unas 18000 rpm. Se instalará un turbo standart y tendrá una MGU-K más potente. Elevar el sonido y bajar los costos serán las prioridades, medidas orientadas a atraer nuevos proveedores y además propiciar una mayor paridad entre los que ahora compiten.

La nuevas regulaciones fueron acordadas en una reunión que sostuvieran Jean Todt, presidente de la FIA, y los representantes tanto de Liberty Media como de los proveedores de motores. Según se informó, todos coincidieron en un factor común que es suprimir la complejidad tecnológica ya que ello incidiría tanto en la competitividad como en los costos. Se mantendrá la base actual para que Mercedes, Ferrari, Renault y Honda continúen sus programas de desarrollo.

Ross Brawn explicó que las propuestas aprobadas hoy surgieron tras sostener una serie de reuniones con todos los involucrados en la actual Fórmula 1 y con aquellos interesados en ingresar. Manifestó que la unidad de potencia con especificación 2021 logrará que la Fórmula 1 se mantenga en la cima del deporte motor ya que combinará tecnología de vanguardia con ciertas características que entusiasman, cautivan y asombran a los fanáticos. Será más simple, barata y ruidosa, pero también proporcionará una mayor paridad, situación que favorecerá el espectáculo. Añadió que el resto de la información técnica será entregada al finalizar la temporada 2018 para garantizar que los actuales proveedores no abandonen de forma prematura sus programas.

Con respecto al turbo se indicó que tendrá restricciones dimensionales y un límite de peso, además de elementos estándar, como el control electrónico. El diseño general debe tener elementos Plug-and-Play para facilitar su instalación en diversos conjuntos de motor, chasis y transmisión.

En palabras de Ross Brawn:

La propuesta presentada hoy fue el resultado de una serie de reuniones que tuvieron lugar durante todo el año 2017. Hemos escuchado atentamente lo que piensa el público sobre el motor actual y lo que les gustaría ver en el futuro cercano, con el objetivo de definir un conjunto de regulaciones que proporcionarán un sistema de propulsión más simple, más barato y más ruidoso. Además creará las condiciones para facilitar que otros fabricantes entren en la Fórmula 1.

Vía | Motorsportweek