CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Lamborghini y Audi brillan bajo la lluvia de sanciones en Zolder

Eloy Entrambasaguas | 10 Abr 2018
Audi Attempto Zolder 2018
Audi Attempto Zolder 2018

En un fin de semana cargadísimo de competición también se pusieron en marcha las Blancpain GT Series. Con sólo 22 coches en pista Zolder albergó una cita al sprint que estrenaba formato: en lugar de celebrar una carrera de clasificación y otra principal teníamos dos carreras de idéntico valor con sesiones de clasificación diferentes. Y allí empezó el lío de sanciones que marcó esta primera prueba de la Blancpain Sprint Cup 2018, con presencia de Alex Riberas y Albert Costa.

En un principio las poles para las dos carreras fueron para pilotos de WRT. Los Audi R8 de Dries Vanthoor y Robin Frijns marcaron la pauta a una vuelta, pero el neerlandés fue castigado por llevarse por delante un cono situado en una de las chicanes del circuito belga provocando una bandera roja. Así fue el vigente campeón de Blancpain GT Series y Endurance Cup Mirko Bortolotti quien heredó la pole para la segunda carrera. Alex Riberas brilló con un tercer puesto en la primera clasificación (su compañero Mies fue décimo en la segunda), mientras que Albert Costa fue el mejor de los pilotos de Lexus (11º).

Bortolotti y Engelhart afrontarían la primera carrera segundos, pero no supuso un gran inconveniente. Rodeados de los Audi de WRT (pole, tercero y cuarto) evitaron líos en la siempre dificil primera curva de Zolder, donde sí cayó Albert Costa: su Lexus acabó protagonizando una excursión por la grava al quedarse sin espacio y finalmente hubo de abandonar por problemas de frenos. El gran momento del Lamborghini #63 llegó con la parada en boxes, que adelantaron con respecto a WRT permitiendo así que con una primera vuelta fulgurante Bortolotti se colocara en cabeza.

Y se llevaron el triunfo por delante de Will Stevens y Dries Vanthoor, siendo Alex Riberas y Christopher Mies terceros. Hasta el séptimo puesto todos fueron o Audi o Lamborghini, incluyendo los sorprendentes Alessio Picariello y Gilles Magnus, cuartos en parrilla y séptimos al final además de ganadores de la Silver Cup pese a que se enteraron de que correrían horas antes del inicio del fin de semana.

Como en la primera carrera, la salida fue limpia en cabeza pero bastante más caótica por detrás y las víctimas fueron más numerosas. Entre ellas, se encontró también el Audi #1 de Mies y Riberas que tras arrastrar daños durante el primer relevo fue sancionado por exceso de velocidad en el paso por boxes y terminó abandonando por problemas mecánicos. Y tampoco vio la bandera a cuadros el Lexus de Costa y Klien. La carrera pintaba muy bien para los ganadores del sábado, Engelhart y Bortolotti, pero la parada en boxes lo cambió todo. Engelhart tuvo problemas para apretarse los arneses, los mecánicos siguieron junto al coche y fueron sancionados.

También cayeron sus rivales directos Vanthoor y Stevens por llevarse un cono, posteriormente sancionados de nuevo por un toque. Y ello sirvió en bandeja de plata el triunfo al Audi R8 de Attempto Racing pilotado por Steijn Schothorst y Kelvin van der Linde, seguido del Mercedes de Raffaele Marciello y Michael Meadows. Completaron el podio Ezequiel Pérez Companc y Andrea Caldarelli con su Lamborghini, siendo séptimos sus compañeros Engelhart y Bortolotti pese a la sanción.

Lógicamente Mirko Bortolotti y Christian Engelhart salen de Zolder líderes del campeonato antes de iniciar la defensa de su corona de resistencia la semana que viene en Monza, escenario de la primera prueba de Endurance Cup.

Foto | Blancpain GT Series - Patrick Hecq Photography