Las TCR International Series brindan un enorme espectáculo en Spa

 |  @eloy_eg  | 

Cierto es que en un circuito como Spa-Francorchamps siempre merece la pena ver una carrera. Pero no menos cierto es también que para que una carrera de turismos sea entretenida una de las cosas más importantes es tener una parrilla llena e igualada. Sólo así se explica el éxito de las TCR International Series este fin de semana, en el que ejercieron un año más de categoría telonera del Mundial de Resistencia en Bélgica.

Tras un par de citas en Georgia y Bahréin con una parrilla reducida, en Bélgica se dieron cita 24 coches gracias a la inclusión de los segundos coches de Leopard WRT y Comtoyou, algunos de los pilotos que piensan seguir la temporada europea del certamen y la participación de algunas de las figuras de TCR Benelux. Además este campeonato celebró su primera cita del año en Spa hace unas semanas, lo cual permitió que los locales fueran extremadamente competitivos.

Aún así la pole no fue para un belga, sino para uno de los pilotos extranjeros que aprovecharon esa primera cita de TCR Benelux para conocer mejor el circuito: Stefano Comini batió a su nuevo compañero Frédéric Vervisch, copando así la primera fila de la parrilla los Audi RS3 LMS TCR de Comtoyou. Tras ellos quedó el primero de los habituales en TCR Benelux, Ben Lessennes con un Honda Civic, mientras que Pepe Oriola fue tan sólo 11º y los Alfa Romeo decepcionaron en 12ª (Kajaia, que saldría último por cambio de motor y 19ª (Borkovic) posición.

Pese a que los Audi afrontaron la primera carrera del fin de semana con todo de cara al ocupar la primera línea, el protagonista de la salida partió desde la sexta posición: el húngaro Attila Tassi dejó a media parrilla con cara de tonto al colocarse primero tras una arrancada prodigiosa. Sin embargo poco pudo hacer para contener a Stefano Comini y la velocidad punta del Audi o a Ben Lessennes, completando ellos tres el podio. Por detrás la carrera no pudo ser más divertida gracias a la lucha entre los Volkswagen de Vernay, Huff y Mondron, el Audi de Vervisch y el Honda de Coronel, así como por detrás la pelea de los SEAT de Craft Bamboo con otros participantes. Pepe Oriola finalizó noveno tras aguantar en los compases finales por delante del Opel de Pierre-Yves Corthals.

En la segunda manga la salida también fue clave, pero por razones muy distintas. Pepe Oriola, que partía desde la primera línea, recibió un empujón de Tom Coronel, impactando a su vez con el belga Maxime Potty. De ellos tres sólo el último pudo seguir en carrera y muy retrasado. Ello dejó en cabeza al Volkswagen de Édouard Mondron, pero a medida que avanzó la carrera fueron avanzando los Golf de Leopard WRT y Rob Huff ayudó tanto como pudo a Jean-Karl Vernay para que el francés se colocara en cabeza en un espectacular doble adelantamiento en Les Combes. A partir de ahí Huff defendió el doblete de los coches de Leopard, mientras que el ímpetu de Lessennes le jugó una mala pasada al de Honda y Stefano Comini logró alcanzar el tercer escalón del podio.

La victoria de Jean-Karl Vernay en la segunda carrera extiende la ventaja del galo al frente del campeonato, disponiendo ya de 25 puntos sobre Stefano Comini. Pepe Oriola es sexto a 44 puntos de Vernay tras su desafortunado fin de semana. La próxima cita del campeonato tendrá lugar en Monza la semana que viene.

Foto | TCR Series

Lee a continuación: Los españoles dejan buenas sensaciones en el imparable inicio de Lukyanuk en el Islas Canarias