Los favoritos al Dakar 2019 en coches velan armas. ¿Qué ventajas tiene cada montura?

 |  @fernischumi  | 

Nasser Al-Attiyah, Sébastien Loeb, Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel, Giniel de Villiers y Nani Roma, nombres que hemos repetido durante estos años hasta la saciedad cuando llegamos a estas fechas y que afortunadamente no faltarán tampoco a la cita a partir del próximo 6 de enero en Lima. El Rally Dakar 2019 contará con una gran batalla en coches, seguramente más equilibrada que lo visto en los últimos años gracias al punto y final del proyecto de Peugeot Sport que claramente había desnivelado la competición.

Peugeot 3008 DKR, fiabilidad y rendimiento en arena:

Cuatro configuraciones mecánicas distintas cara a cara. Si nos limitáramos a la experiencia de los últimos años podríamos decir que el Peugeot 3008 DKR parte con cierta ventaja respecto a sus rivales, sin embargo, Sébastien Loeb y Daniel Elena no contarán con las últimas evoluciones que sí llevó la versión Maxi durante el pasado mes de enero. Toyota o MINI no se detuvieron durante el año pasado y la sensación de cara al Dakar 2019 es similar. A pesar de que Nasser no ha disputado al completo la Copa Mundial FIA de Rallyes Cross-Country, Toyota no ha parado este año, recabando información suficiente para las nuevas mejoras entre las unidades de Overdrive y las del equipo sudafricano liderado por Glynn Hall.

Confirmada su contratación por Hyundai Motorsport para las dos próximas temporadas, el piloto alsaciano estará presente en la cita sudamericana con una montura que conoce a la perfección y con la que ya llegó a sorprender a más de uno con sus tiempos durante la edición de 2017. El nueve veces Campeón del WRC tiene en su contra su limitada experiencia, el que ya no tiene una estructura 100% oficial detrás de él y no haber disputado durante todo el año una prueba de esta disciplina. Tanto él como ‘Danos’ llegarán con muy poco rodaje en las dunas del desierto, algo que precisamente sobra en la edición de este año. Su percance durante los test con el Peugeot 2008 DKR16 que PH Sport desplazó a Marruecos para los test quedó en una simple anécdota tratando de encontrar los límites en la arena.

MINI JCW Buggy, la experiencia como clave:

Si en 4x4 tenemos dos opciones mecánicas totalmente opuestas, entre los prototipos de propulsión el concepto podemos decir que es similar. X-Raid terminó por decidirse el año pasado por empezar prácticamente de cero, desechar en este caso los buggies que fueron comprados a Nasser Al-Attiyah y construidos por Jefferies Racing para realizar su propio concepto, mucho más equilibrado y fiable. A pesar de ello, su debut en el pasado Dakar 2018 fue atropellado, con Yazeed Al-Rajhi varado en la costa peruana y con Mikko Hirvonen apurando la fiabilidad día a día para llegar al final de cada etapa. La unidad de Bryce Menzies apenas duro jornada y media antes de que el norteamericano pusiera a prueba la resistencia del mismo.

A Carlos Sainz le convenció en sus primeras jornadas de test, algo que terminó por arrastrar también la llegada de Stéphane Peterhansel y Cyril Despres. El madrileño se ha encargado de llevar una vez más el peso del desarrollo del buggy y aunque la primera prueba en Marruecos no resultó todo lo positiva que debería, la experiencia acumulada con el Peugeot 2008 DKR demostró que no se puede eliminar a ninguno de los miembros del Dream Team de la ecuación de favoritos. El coche es rápido tal y como demuestran las victorias de etapa, sin embargo, quedaba por resolver la cuestión de fiabilidad.

MINI JCW Rally, la apuesta por la veteranía y la fiabilidad:

Presentado en la Baja Portalegre en manos de Nani Roma, la última evolución del MINI JCW Rally ha estrenado una toma de aire delantera más amplia para mejorar el flujo de aire, con una cura de adelgazamiento realizada a la carrocería y modificaciones en el chasis aprovechando precisamente a que es un prototipo ya más que rodado, fiable y competitivo que en esta ocasión tampoco explotará a fondo sus cualidades mecánicas, especialmente después de las salidas de Bolivia y Argentina del itinerario, situaciones en las que el motor turbo y su configuración 4x4 brillaba en la altitud y en las pistas tipo rally de las sierras cordobesas.

Nani es el líder indiscutible de la estructura. Ganador en dos ocasiones del Rally Dakar, una en motos y otra en coches, el de Folgueroles vuelve a ser candidato a la victoria a pesar de que el recorrido ya no cuenta con tantas pistas del estilo WRC, posiblemente las que mejor se adaptan a un piloto rápido y formado en los tramos de tierra del Nacional. Tras ganar en Turkmen Desert y en las Baja Hungría y Portalegre, Roma y Álex Haro llegan con ritmo competitivo después de su accidente el pasado mes de enero. Junto a él, Yazeed Al-Rajhi, Orly Terranova y ‘Kuba’ Przygonski forman un cuarteto que ha dado grandes victorias a la estructura dirigida por Sven Quandt, en total 10 triunfos internacionales en este 2018. En su contra, un recorrido con 70% de arena en el que los buggies deberían destacar por sus ruedas de mayor tamaño, ligereza y menor peso. El sistema de inflado neumático de las ruedas sigue estando solo disponible para los 4x2.

Toyota Hilux V8 4x4, la hora de dar el Do de pecho:

Tanto la estructura Toyota GAZOO Racing South Africa como Overdrive saben perfectamente de lo que es capaz la montura de tracción total que vivió su gran adaptación de cara al pasado Rally Dakar. De fondo, la posibilidad de que un fabricante logre la victoria de las 24 Horas de Le Mans, el título de constructores en el WRC y la victoria en el rally-raid más duro del planeta en menos de un año. Se confía en un esquema similar al que se está imponiendo entre los fabricantes sudafricanos (la nueva Nissan Navara de Red-Lined también tiene un V8 con motor muy retrasado y bajo una longitud de la carrocería muy corta).

La Toyota Hilux V8 4x4 cuenta este año con algunas novedades: cambios en la suspensión, más potencia de motor y pequeños retoques que sirven para pulir el ya buen rendimiento mostrado en este 2018 que despedimos. A sus mandos, la experiencia de Nasser Al-Attiyah y Giniel de Villiers sumada a la gran adaptación de Bernhard Ten Brinke que luchará por no repetir la misma situación vivida con Al-Rajhi y experimentar un bajón de sus prestaciones en el segundo año con Toyota. A pesar de llevar una brida más pequeña respecto a sus rivales, de 37 mm en la admisión del motor V8 atmosférico proveniente del Lexus IS-F, la eliminación del factor boliviano permite que los de Glynn Hall confíe en la entrega de motor más lineal del motor sin sobrealimentar para las secciones de arena.

Los secundarios, menos, pero más potentes:

Entre los pilotos y equipos que no se han situado entre los favoritos, podemos destacar la presencia de algunos de los principales espadas de la Copa del Mundo 2018 junto a Przygonski, en los que destacan el propio Vladimir Vasyliev y Martin Prokop, Junto a ellos, los Peugeot 3008 DKR Maxi de Harry Hunt (PH Sport) y Jean Pascal Besson, Pierre Lafay (Easy Rally Raid), el 2008 DKR de Pierre Lachaume, Mathieu Serradori, Erik Van Loon o el siempre rapidísimo Nicolás Fuchs. Los siempre excéntricos hermanos Coronel, Robby Gordon y la presencia española, marcada por Isidre Esteve, Óscar Fuertes, Jesús Calleja, Dani Solà o Cristina Gutiérrez completan una gran inscripción, de gran variedad mecánica.

Lee a continuación: Con arena del Dakar en los zapatos. Así han sido los 30 años de KAMAZ en competición

  • XQV

    Curiosísimo que se puedan poner en carrera tantos Peugeot de años anteriores, con lo difícil que parece... Además de a los nutridos grupos de favoritos y de españoles, habrá que estar atentos al paso por las dunas de estas unidades de la marca del león...