CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Mercedes arrasa en la primera cita del año en Blancpain GT Series

Eloy Entrambasaguas | 3 Abr 2017
Misano Blancpain 2017
Misano Blancpain 2017

Misano fue un año más el escenario del inicio de las Blancpain GT Series y su copa al sprint, la Blancpain Sprint Cup. Y allí se pudo comprobar que los argumentos para atribuir el favoritismo a Mercedes van más allá del hecho de que Maximilian Buhk y Dominik Baumann, esta temporada separados, le dieran el título a la marca de la estrella. En el trazado italiano los Mercedes-AMG GT3 estuvieron un peldaño por encima de sus rivales. Y eso que no empezaron marcando la pole.

En la sesión de clasificación el premio se lo llevaron los italianos Giovanni Venturini y Marco Mapelli al volante del Lamborghini Huracan de Attempto, pero con tres Mercedes-AMG GT3 pegados a ellos en un espacio de sólo una décima. El mejor de ellos fue el de Franck Perera y Maximilian Buhk, mientras que Dani Juncadella se colocó octavo en su primera aparición con AKKA-ASP y Félix Serrallés como compañero. Andy Soucek y Maxime Soulet fueron por su parte 17º con su Bentley Continental GT3 oficial.

Sin embargo el fin de semana del madrileño y el belga no duró mucho más. Nada más empezar la carrera de clasificación nocturna se produjo un accidente múltiple que dejó una decena de coches maltrechos, entre ellos su Bentley. M-Sport optó por retirarlo para el resto del fin de semana ante los daños acumulados. Y por si fuera poco el Lamborghini de la pole sufrió un problema de presión de combustible y dejó el camino expedito al Mercedes-AMG GT3 de Perera y Buhk hacia el triunfo en esta primera carrera del año por delante de sus compañeros (y vencedores de la Silver Cup) Fabian Schiller y Jules Szymkowiak, pero estos fueron posteriormente sancionados por un toque con un McLaren. Así, el podio lo completaron el primero de los Mercedes de AKKA-ASP, pilotado por Michael Meadows y Raffaele Marciello y el Bentley superviviente de Vincent Abril y Steven Kane, con Dani Juncadella y Félix Serrallés quedándose a las puertas del mismo.

En la mañana del domingo se disputó la carrera principal del fin de semana, mucho más tranquila. Perera y Buhk dominaron por completo y hasta la realización televisiva se olvidó de ellos, centrándose así en la lucha por los puestos de podio. De ella se cayó el Mercedes de Meadows y Marciello por un problema en el cambio de neumáticos, dejando así el segundo puesto al Bentley de Abril y Kane, quienes contuvieron hasta la bandera a cuadros a los Mercedes de Jimmy Eriksson y Dominik Baumann, autores de una enorme remontada, y Dani Juncadella y Félix Serrallés, que repitieron cuarto puesto.

El trenecito montado por el único Bentley oficial en pista permitió incluso que un Audi R8, muy discretos este fin de semana, cruzara junto a este grupo la línea de meta: fue el de Saintéloc con Romain Monti y Christopher Haase a los mandos, quedando tras él aunque ya descolgados los dos BMW M6 de Rowe Racing. Schiller y Szymkowiak se impusieron en la Silver Cup y el mejor coche Pro-Am fue el Ferrari 488 de Rinaldi pilotado por Alexander Mattschull y Daniel Keilwitz.

Aunque tendremos que esperar dos semanas hasta la siguiente cita de Blancpain GT Series, el campeonato de Stéphane Ratel no abandona aún Italia: será entonces cuando tenga lugar la primera cita de Endurance Cup en el Autódromo de Monza.

Foto | Blancpain GT Series - Vision Sport Agency